TERRORISMO DE ESTADO EN CATALUÑA (ESPAÑA) “Actualizado a 6-9-2017”


© Actualizado el 6 de Septiembre del año 2017

Violación derechos humanos en Cataluña (España) TERRORISMO DE ESTADO:

“A los mayores tiranos siempre les gustó tener fama de libertadores”  «Miguel Delibes»

c3qrzcowiaqlbb1En primer lugar se hace necesario recordar que el administrador de este Blog ha sido víctima de Acoso Organizado desde hace más de 16 años y que a lo largo de los mismos las técnicas de acoso, psicoterrorismo y manipulación empleadas por los perpetradores han sido modificadas a su conveniencia. Han empleado todo tipo de técnicas de multi acoso organizado, psicoterrorismo y de control mental como por ejemplo Luz de Gas (A todos los niveles, incluso a nivel social).

También quiero señalar que la mayor parte de las medidas presuntamente represivas que se han adoptado, violan los pilares más básicos sobre los que se sustenta la declaración universal de los derechos humanos y nuestra constitución, ya que atentan directa y gravemente contra la esencia misma de la dignidad humana. Algo a mi humilde modo de ver, del todo inaceptable e injustificable.

La forma más simple de control mental está basada en un estricto y riguroso control de la información que recibe y procesa la víctima, muchas veces conseguido mediante métodos de acoso conocidos cómo “Luz de Gasque incluso pueden prolongarse durante décadas en el caso de que los “perpetradores” dispongan del suficiente poder político y social. El resultado es el “confinamiento” de la víctima en una verdadera “cárcel virtual” pero tan real como la más real de las prisiones de nuestro país.

derechos-humanos-y-su-clasificacin-3-728Están ustedes leyendo el grito de indignación de una persona que ha sido y sigue siendo víctima del Estado, de un Estado que pertenece a la Europa de los derechos, de un Estado que ha decidido saltarse la legalidad internacional de la Declaración Universal de los Derechos Humanos hasta tal punto que no solo no la respeta sino que considera que violar descaradamente la intimidad de un ser humano las 24 horas del día los 365 días del año durante más de 16 años, estigmatizarle, aislarle y asesinarle socialmente, atentar contra su integridad psicológica y moral, hostigarle y provocarle hasta el límite de la desesperación humana, no es un delito en el sentido penal del término. Un Estado que pertenece a una Unión Europea que ha decidido mirar para otro lado ante una práctica manifiestamente contraria a la legalidad internacional, los valores democráticos, la mínima humanidad y a la propia esencia de la Unión Europea. Nota: Este documento contiene enlaces “Links” con información ampliada que están remarcados en color rojo y sin subrayar.

¿Se ha institucionalizado con este caso el Multi Acoso Organizado y el Psicoterrorismo? ¡No me cabe la menor duda!

prohibicin-de-ser-obligado-a-declarar-contra-s-mismo-abolicin-de-tormentos-12-638

Presuntamente Violada por el estado

IMPORTANTE:  Este documento denuncia no tiene ninguna validez legal, solo debe ser considerado como un grito de indignación y denuncia que únicamente pretende dar a conocer a la opinión pública con información sobre el caso y argumentaciones morales, la tremenda injusticia y la atrocidad que se ha cometido para promover así la actuación de la justicia y reparar en lo posible todo el daño causado.

¿Dónde está la justicia en este país?

Escribo el presente documento con el firme convencimiento y esperanza de que lanzar desde aquí este grito de indignación sirva al menos para denunciar el sufrimiento inhumano de todas aquellas víctimas de esta nueva lacra del siglo XXI, la utilización habitual y sistemática del Acoso OrganizadoOrganized Gang Stalking”, el Psicoterrorismo y el control mental (Ya sea empleando armas de alta tecnología o no) como forma de tortura, represión y represalia encubierta empleada subrepticiamente por gobiernos de todo el mundo:
“Toda persona merece vivir libremente y sin el temor de ser perseguida y hostigada. El acoso es una violación de nuestros derechos y libertades fundamentales, un insulto a nuestros valores más básicos como Nación
ACOSADORES / PSICOTERRORISTAS: Son seres atormentados y acobardados por su propia mediocridad, auténticos sociópatas que se sientan tranquilamente a esperar y disfrutar de como van destruyendo a sus víctimas hasta conseguir su “Auto eliminación“. Estos individuos, que desde sus oscuras atalayas proporcionadas por el estado o alguna organización criminal se sientan tranquilamente a observar cómo van destruyendo poco a poco a sus víctimas indefensas y a disfrutar de su pútrido espectáculo, son seres atormentados y acobardados por su propia mediocridad que atacan a sus víctimas de una manera indignamente cobarde.

Gang StalkingEL ACOSO ORGANIZADO es el encadenamiento de actos premeditados de hostigamiento ejercidos grupalmente y según un plan de acoso basado en la vigilancia, las bromas perversas, la sugestión, el descrédito, la rumorología, el aislamiento social, el control mental o las operaciones de engaño mental, conocidas comoMontajes”, “Luz de GasoStreet Theatrey o en ocasiones, aunque este no es el caso, el empleo de sofisticadas tecnologías (Armas de energía dirigida, etc…), que tienen el fin de destruir a un individuo física y psicológicamente.

Se trata de cualquier acción ejercida por un grupo organizado de individuos para causar coacción emocional en todos los aspectos de la vida de una persona. Se enfatiza la visibilidad del grupo hostigador (a menudo, individuos desconocidos por la víctima) que participan en el plan de acoso a través de una red de acoso.

El ACOSO ORGANIZADO (en inglés Gang stalking u Organised stalking) es también una forma de marginación social y acoso psicológico que abarca y afecta todos los sistemas de equilibrio y salud de un ser humano (social, laboral, afectivo).
“Quienes ejercen el terrible oficio de acosar constituyen una casta profesionalizada que, habiendo pervertido las reglas de la democracia se ha inventado el oficio de matar “por el arte de porque sí”. Matan a cara descubierta: Son los amos y los demás son sus esclavos. Y como señala Hegel, los amos se diferencian de los criminales en que no necesitan ocultarse para perpetrar sus crímenes”. «Colectivo del 1er Foro Nacional de expertos en acoso moral en el trabajo»

ACOSO ORGANIZADOEl acoso organizado tiene como objetivo final principal destruir a una persona psíquicamente: literalmentevolverla locao hacer que lo parezca y conseguir así su auto-eliminación. El individuo acosado se verá aislado, rechazado, desestimado y humillado. Será víctima de rumores y no encontrará a nadie que entienda lo que le está pasando porque el plan de acoso es deliberadamente confuso y enrevesado. El plan de acoso apunta a la auto-eliminación de la víctima a través de ataques premeditados, constantes y perversos a su estabilidad psíquica. Este plan exige la colaboración delgrupoo sociedad que terminará creyendo que esel individuo acosadoel único responsable de su marginación y sufrimiento.

El acoso organizado viene ejecutado por un grupo de personas que hostigan, acosan, amenazan e intimidan a un individuo que ha sido “elegido” y al que se conoce como TARGET INDIVIDUAL (Individuo Objetivo). La persona acosada será objeto de sistemas de vigilancia y acoso diarios durante un periodo mínimo de 6 meses y que puede abarcar largos años de hostigamiento y tortura. Se pretende desestabilizar el equilibrio psíquico de la víctima. El objetivo es la destrucción basada en la auto-eliminación, induciendo y provocando enfermedades físicas y psíquicas.

EstigmatizaciónLa Cruz Roja Internacional y otros organismos de Derechos Humanos nacionales e internacionales, han recibido denuncias como la que pretendemos dar a conocer públicamente en este Blog, sobre todo en países en conflicto social como el nuestro, en donde el grupo instigador del acoso (generalmente la dirigencia de algún grupo enquistado en el poder, o el Estado en su conjunto) y el “gang del acoso” —incluso han llegado a manipular a grandes grupos sociales para convertirse en acosadores y perpetrar ellos, ellas, el asesinato—, han llevado la tortura a casos extremos de Psicoterrorismo en donde incluso (Aunque este no es el caso) son utilizados aparatos de alta tecnología para realizar acciones de espionaje, persecución y TORTURA. Las campañas de odio promovidas por esos poderes económico-políticos se fundamentan en el concepto de identidad negativa.
Algunos organismos de derechos humanos están documentando casos brutales como este, en los que es tal la asimetría entre el grupo acosador y la víctima, que convierten su vida cotidiana, en todos los espacios donde un ser humano puede desarrollarse, en una tortura permanente. Yo mismo, durante los últimos 16 años he intentado llevar una vida normal, pero ha sido completamente imposible, hace 4 años descubrí entre otras “cosasque el sentido del pudor y la auto conservación no me permiten describir aquí, que estaba siendo víctima de este terrible fenómeno social y criminal que se ha venido a llamar por los profesionales Acoso OrganizadoGang Stalking” o “Psicoterrorismo“. La Ansiedad, el síndrome de estrés postraumático, la fatiga, la depresión, el insomnio y la pérdida de peso, son solo algunas de las consecuencias que ha tenido que pagar mi salud.
Algunas formas de acoso, psicoterrorismo y tortura van acompañadas de humillaciones públicas que buscan perjudicar la dignidad del sujeto.
Se considera humillación toda acción que denigre la dignidad humana. Organizaciones defensoras de derechos humanos en el mundo, consideran la humillación como una cruel forma de tortura pasiva que viola los derechos humanos. Habitualmente se pueden leer noticias sobre la humillación a una persona.
Humillación viene de la palabra latina humus (tierra). Durante el tiempo dominado por la ética vertical del valor humano, el significado del verbo humillar aplicado a los hombres –bajar, poner en el suelo– ha carecido de las connotaciones negativas que tiene actualmente. Pero la ética cambió o, mejor dicho, está cambiando. Ese cambio ha traído consigo un nuevo principio moral fundamental: La igualdad en dignidad y derechos de todos los seres humanos, independientemente de las diferencias que existan entre nosotros.
acoso cataluña

Arts. 24.1 y 24.2CE Violados presuntamente por el estado

HumillaciónDurante milenios los hombres han asumido que inclinarse humildemente, humillarse ante el amo o señor era una respuesta lógica al orden natural de las cosas, que implicaba, entre otras cuestiones, la existencia de personas de mayor valía que otras. Y si uno no se humillaba voluntariamente ante quien estaba por encima en la jerarquía del valor moral, era lógico y normal que fuera el señor por la fuerza quien pusiera a cada cual en el sitio que supuestamente le correspondía. Nada había de humillante, tal como entendemos actualmente el término, en el hecho de ser dominado, subyugado o degradado por la fuerza en un mundo en el que se asumía con naturalidad que los seres humanos no éramos iguales en dignidad y derechos. Durante milenios humillar era una obligación de los señores y humillarse ante ellos una consecuencia natural del orden divino. La sociedad como ya he señalado antes, tenía que comprobar como aquel que delinque, desafía o transgrede las normas establecidas luego sufre. Esta concepción, basada en la idea de la venganza, ha estado vigente en nuestro país hasta la entrada en vigor de la Ley Orgánica de 1982 para la Reforma Urgente del Código Penal. La idea del castigo estuvo presente en el Código Penal de 1944, vigente hasta 1982, a pesar de las reformas de 1963, 1973 y siguientes.

Por desgracia es un hecho para todo aquel que sepa dónde mirar, que en la actualidad existen ciertas estructuras de poder impenetrables que pretenden volver o perpetuar la antigua época dorada de la ética vertical del valor humano, en la que “siervos y señores” conformaban el núcleo central de la sociedad. La sociedad actual debería comenzar a ser consciente de esta aunque difusa y solapada, innegable realidad.

En el nuevo contexto político y moral de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la humillación se define como la denigración forzada de una persona o grupo mediante un proceso de subyugación que daña su dignidad; Ser humillado significa ser puesto en una situación devaluada en contra del interés propio; y humillar es violar la expectativa que toda persona debería tener de que sus derechos humanos básicos sean respetados.

Para una sociedad democrática que tenga como máximo ideal un mundo libre de siervos y señores, el fin de losespectáculos punitivos”  debería ser considerado un gran avance social, el contener la ira popular que se desborda y encuentra en el paroxismo del castigo público satisfacción a sus instintos más primarios a supuesto uno de los mayores pasos que ha dado la humanidad en su evolución social. Por desgracia en este país aun existen gobernantes que no opinan así.

La Convención contra la Tortura de las Naciones Unidas prohíbe explícitamente infligir un sufrimiento físico o mental (o psicológico) grave:
Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos, humillantes o degradantesDeclaración Universal de los Derechos Humanos, (Artículo 5 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos).

c5uwt3qweaao94nEn el año 1978 la promulgación de la Constitución Española despeja cualquier duda, así, se establece, que la finalidad de la pena no es el castigo sino la rehabilitación del ciudadano y su reinserción social, esto que se ha dado en llamar por algún sector de la doctrina “la asunción de valores sociales”, la interiorización del comportamiento adecuado para vivir en sociedad. Resulta penoso comprobar, como en nuestra democracia y en pleno siglo XXI algunas autoridades gubernamentales de nuestro país continúan entendiendo que la finalidad fundamental de lapenano es la reinserción social sino el castigo expiatorio.

En ocasiones como la que pretendemos denunciar desde aquí, pueden aparecer comportamientos de acoso grupal muy generalizados (El denominado Multi Acoso) y la víctima empieza a ser vista como una amenaza, molestia opersona non gratapor todos, el objetivo en esta fase es conseguir la unanimidad en la satanización y estigmatización de la víctima, de ahí a la exclusión de la misma solo hay un paso. El acosador utiliza actitudes o comportamientos de aislamiento y de agresión o ataque más directo o contundente. Y la víctima va perdiendo mecanismos de afrontamiento, de defensa, o de lucha. La primera consecuencia es que la personalidad y comportamiento de la víctima cambian y el acosador aprovecha para indicarlo como causa del problema. Incluso si la víctima lucha contra las anomalías del acosador, este hecho será interpretado por todos como una actitud negativa por parte de la víctima.

“Entre los tipos de muerte (…) que un pueblo impone a un individuo pueden distinguirse dos formas principales: Una es la expulsión (…) la separación del grupo de pertenencia y la otra forma es la de matar colectivamente (…) todos participan en esta muerte (…) nadie está delegado como ejecutor. Toda la comunidad mata. Ambos tipos de amenaza de muerte son los que emergen en los gobiernos de terrorismo de estado. La expulsión es el exilio. La muerte es la exclusión definitiva” (Lira: 1991: 71)
Qué ocurre cuando la investigación criminal no depende del juez? La respuesta conduce a un sistema anacrónico y disfuncional con una ley que prevé que quien investigue sea un juez y una realidad que permite que la investigación criminal quede en manos del Ministerio del Interior y no en la ciega balanza de la justicia.

CdmtRYAWIAEQ19aEl año 2002, principalmente por motivos encubiertos de carácter político y de odio que se remontan décadas atrás y según parece añorando la época en que sus organizaciones terroristas como “Terra LLiure” campaban a sus anchas, los sectores más fanáticos y radicales del régimen nacionalista catalán utilizando todo su poder e infraestructura política y social, maquinaron lo que se podría calificar sin titubear como de acción psicoterrorista de castigo y represalia.

Argumentando acusaciones falaces y maquiavélicamente preparadas con todo tipo de engaños, intrigas y acciones ilegales, inhumanas y de una crueldad e inmoralidad manifiesta, actuaron como si aún estuviese vigente la afortunadamente ya desaparecida e infame ley franquista de peligrosidad social (derogada completamente el 25 de noviembre de 1995) sin haberme siquiera informado ni oficial ni extra oficialmente, ni darme opción alguna a la legítima defensa que todo ciudadano de este país tiene garantizada en nuestra constitución. Desde entonces fuí incluido en una suerte de “Lista Negra Institucional” por parte de las autoridades políticas del régimen nacionalista separatista catalán.

A partir de ese momento fui víctima de una inhumana persecución y practicaron contra mi persona con la misma impunidad y procacidad de los regímenes despóticos más crueles y totalitarios de la historia, todo tipo de acciones Psicoterroristas, entre las que cabe destacar: Promoción al OdioMulti Acoso Organizado Psicoterrorismo, Luz de Gas (Incluso a nivel social), Aislamiento y Acoso Social en todos los ámbitos donde un ser humano pueda desarrollarse, manipulación psicológica y Control mental, siendo vigilado exhaustivamente las 24h del día, hostigado y perseguido hasta la extenuación. Tampoco dudaron en practicar la Psiquiatría Represiva y atentar contra mi Integridad Psicológica y Moral, ni en someterme de manera continuada y sistemática a todo tipo de tratos crueles, inhumanos y degradantes.

“La conducta maligna se basa en dos creencias cruciales: La primera es una situación en la cual se acepta la suposición de que la víctima es débil, incompetente o inferior, y en base a esto se le trata como a un objeto. La segunda creencia se basa en la suposición de que la víctima es una amenaza para la seguridad física o psicológica del perpetrador y por ende cualquier acción destructiva en contra de la víctima está justificada

En cuanto al intento de las autoridades nacionalistas catalanas por “criminalizarme“, baste decir que nunca en mi vida he puesto un pie en ninguna prisión, y puedo presentar mi certificado de penales sin antecedentes para demostrarlo. Aquí tienen de TODO dónde elegir para nominar a alguien al puesto de “ENEMIGO PÚBLICO Nº 1“. Pero qué casualidad, solo la han tomado conmigo. Como ya dije, el verdadero motivo es político y de odio, y se remonta décadas atrás.
Convirtieron la vigilancia y el acoso organizado de mi domicilio en un politizado reality show de exaltación nacionalista, intrigas políticas y de acoso y derribo de mi persona y de mis derechos, violaron completamente mi intimidad y mi privacidad las 24h del día durante más de 16 años mientras era acosado y perseguido hasta el limite de la desesperación humana, para luego difundir a su discreción entre la opinión pública la información que obtenían (Conmigo debieron haber inventado una nueva figura penal “la Libertad Vigilada permanente revisable” justificándola con argumentos falaces). Además de todas mis comunicaciones, Telf. Móvil e Internet, incluso gravaban y espiaban mis conversaciones privadas en mi propio domicilio, difundiéndolas de manera sesgada, descontextualizada y bajo la peor luz posible. Hasta tal punto llegaba su sadismo y su frialdad que incluso analizaban mi comportamiento mientras era acosado despiadadamente y provocaban arrebatos de cólera, de ira o confrontación y era incitado a hablar de temas sensibles o de una manera que les ofendería y les serviría para justificar sus ataques, convirtiendo de facto la vigilancia y el acoso organizado en una suerte de espectáculo denigrante e inmoral.
El sólo hecho de difundir datos personales y difamar o calumniar a un ser humano violenta el artículo 12 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que plantea al texto:
Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.” (ONU:1948)

consideraciones-legales-y-ticas-de-los-datos-50-638Es necesario denunciar desde aquí, que hasta fecha de hoy mismo (Fecha de publicación de este documento), después de más de 16 años de vigilancia continua e ininterrumpida (24h/Día), continúo siendo vigilado en mi propio domicilio particular desde el piso contiguo inmediatamente superior al mío (Pared con pared). Por si fuera poco, mi intimidad es filtrada a su discreción y conveniencia bajo la peor luz posible a la opinión pública, y sacada de contexto con intención de provocar arrebatos de cólera, vergüenza e ira y el máximo daño moral y sufrimiento psicológico y emocional posible, convirtiendo así la vigilancia en acoso organizado y en una suerte de espectáculo inhumano e inmoral que viola presuntamente el Art. nº 18 de nuestra Constitución, entre otros.

Cualquier comentario que realizase en la intimidad de mi propio domicilio era utilizado para acosarme y difamarme y por ridículo que fuese podía tener gravísimas consecuencias para mí”. Una muestra más del despotismo del Régimen Nacionalista Separatista Catalán y de la degeneración democrática que ha experimentando este país en los últimos tiempos. ¿Puede si quiera el lector hacer un ejercicio de empatía e imaginar lo que supone psicológica y emocionalmente algo así? (Carecer por completo de intimidad y estar vigilado ininterrumpidamente desde el piso contiguo las 24h/Día durante más de 16 años).

También utilizaron todo tipo de técnicas de acoso y juegos mentales (Street theatre) como “Hacer luz de gas Consiste en conseguir que alguien dude de sus sentidos, de su razón y hasta de los hechos que presencia. Se trata de un eficacísimo método de acoso basado en la manipulación de la realidad y el aislamiento social y o familiar a fin de anular la voluntad de la víctima. El acosador suele ser una persona con mucho poder o grandes capacidades de convencimiento, manipulativas y, desde luego, malévolas.

Hacer “Luz de Gas” & La “Luz de Gas” empleada por psiquiatras y sociópatas de la Salud Mental (Activar subtítulos en inglés):

Yo sostengo que tales prácticas son prácticas perversas porque fomentan la desigualdad y el autoritarismo barnizado con argumentos benéficos. Estas prácticas acostumbran a encubrir ilegalidades y fraudes por parte de quien las instiga “En este caso el estado“, y tienen graves consecuencias sociales. Las repercusiones sobre la sociedad son, básicamente dos; por un lado provocan indefensión en la víctima del acoso y por otro fomentan el desarrollo de ideas opresoras y dañan los derechos democráticos. Quien prefiera obviar los hechos, por comodidad, por interés o por temor está colaborando con un verdugo, con la mezquindad de alguien que se cree con capacidad para incapacitar y destruir a otra persona en una situación de terror psicológico. Es una cuestión de conciencia.

Las “actividades” que llevaron a cabo las “autoridades competentes” se sucedieron mientras me encontraba en un evidente estado de “shock” y de patente indefensión (Tanto a nivel psicológico como legal) como consecuencia de todo lo que había y estaba viviendo.
No es ningún secreto para nadie que el comportamiento democrático del régimen nacionalista separatista catalán dista mucho de ser ejemplar. Este blog está repleto de ejemplos que así lo demuestran, como lo son la interminable lista de casos de acoso contra todo aquel que no se someta a su tiránica, xenófoba y excluyente ideología: ACOSO EN CATALUÑA: Cómo funciona la inmersión lingüística en Cataluña
frase-en-nuestro-pais-la-mentira-se-ha-convertido-no-solo-en-una-categoria-moral-sino-un-pilar-del-aleksandr-solzhenitsyn-179227George Orwell dijo alguna vez que: “El lenguaje político está diseñado para que las mentiras parezcan verdades, el asesinato una acción respetable, y para dar al viento apariencia de solidez¡¡NO LE FATABA RAZÓN!! Únicamente puedo manifestar mi más rotunda disconformidad e indignación tanto con la forma en que se llevó a cabo la citada investigación oficial” (Que no fue otra cosa más que la continuación del acoso psicoterrorista, control y manipulación psicológica y el intento de impedir que la verdad saliera a la luz solapada bajo falaces y benéficos argumentos) como con el modo de actuación de la justicia y el resultado oficial final que ha trascendido a la opinión pública (Una infamia y una amenaza al estado de Derecho, porque la propia investigación quedó intoxicada por la interferencia política) sin que haya habido ninguna responsabilidad legal pese a la extrema gravedad e iniquidad de los hechos denunciados en este Blog y fuera de él, y pese a que los graves delitos denunciados son conocidos públicamente y tolerados socialmente debido a la engañosa persuasión del poder gubernamental y al fanatismo irracional de las masas nacionalistas catalanas… (Por recomendación legal no puedo dar desde aquí más detalles sobre las graves acusaciones que desencadenaron el inicio de la citada investigación oficial). Para más información, pueden leer el correspondiente relato y descripción de los hechos, realizado hace ya algunos meses: “Acoso Organizado en Cataluña” (Protegido por password) sobre presunta Violación de Derechos Humanos en Cataluña (ESPAÑA).
Las máximas autoridades del régimen nacionalista separatista catalán, están encubriendo graves violaciones de derechos humanos y constitucionales perpetrados por el propio gobierno del régimen nacionalista. Están falseando la realidad de los hechos, trastocándola y manipulándola a su antojo, a la vez que han hecho y siguen haciendo oficialmente todo lo posible para que no pueda denunciar este caso ante la justicia.
La gran tragedia es que ninguna organización política con poder gubernamental ha depurado a sus miembros por su implicación en tan inhumanos e injustificables hechos, al menos que yo sepa nadie ha sido llevado ante la justicia, nadie ha perdido su trabajo, nadie ha perdido su prestigio o su estatus social. El mensaje es HAZLO, no te vamos a condenar por ello.
“He descubierto que las raíces de nuestra vida moral están completamente podridas, que la base de nuestra sociedad está corrompida por la mentira” «Henrik Ibsen»

ccbzxxdwiaa3diuSi un ciudadano debe ser acusado por el estado, juzgado y o condenado por algo, ese en un país verdaderamente libre y democrático debería ser un juez ante un tribunal legítimo y con las debidas garantías legales que todo ser humano por el mero hecho de haber nacido en este país debiera tener garantizadas por nuestra constitución y nuestro estado de derecho, para no quedar así a merced del fanatismo ideológico, la arbitrariedad de la administración, la animadversión, los intereses partidistas o los prejuicios de una hipocresía social saturada convencionalismos sociales.

Las víctimas de acoso organizado como ha ocurrido en esta ocasión, también podemos ser objeto de la administración de sustancias psicoactivas, psicóticas, psicotrópicas o que promueven el pensamiento ilógico y la impulsividad hasta el punto de hacernos perder la credibilidad en público con intención de atentar contra nuestra integridad psíquica.

Heinz Leymann quien desarrolló una importante investigación en cuanto al tema del Psicoterrorismo, de manera clara señala que uno de los puntos nodales de un proceso de violencia perversa es que el grupo agresor pretenda estigmatizar a la persona comoloca”, en ello coinciden todos, todas las personas que han estudiado este fenómeno. Ese es uno de los elementos fundamentales para determinar cuándo se está siendo víctima de Psicoterrorismo.

El psicoterrorismo se ha extendido por acción, omisión o aquiescencia de los gobiernos y organizaciones con poder político de corte autoritario, en otro tipo de organizaciones incluso no gubernamentales que promueven privilegios de ciertos miembros y, en los hechos, también practican el autoritarismo en su estructura interior; en empresas, familias, escuelas y universidades, en fin, en todos los ámbitos en dónde se relacionan los seres humanos, hasta convertirse en un genocidio silencioso, de acuerdo con datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) tan sólo en Finlandia, Reino Unido, Países Bajos, Suecia, Bélgica, Portugal, Italia y España, 13 millones de personas fueron víctimas en el año 2008.
“El Psicoterrorismo es Tortura, un crimen de Lesa Humanidad cuando se ejecuta contra un grupo social o colectividad. Ni siquiera las convenciones internacionales permiten su práctica en tiempo de guerra entre combatientes no civiles. Cada suicidio por Psicoterrorismo implica un homicidio, una ejecución extrajudicial, pero en conjunto significan un genocidio silencioso

Violación del artículo 10 de nuestra constituciónPor si fuera poco, también emplearon durante años repugnantes e inhumanas técnicas de Control y manipulación psicológica utilizadas habitualmente por grupos de manipulación psicológica esclavistas y destructivos (Control Mental basado en un estricto control de la información que recibe y procesa la víctima, Psicología Destructiva, Regresión, etc). Una auténtica cárcel mental de sufrimiento, angustia y aislamiento psicológicos.

Todo gobierno democrático tiene la responsabilidad constitucional de proteger a los ciudadanos de toda clase de manipulación mental degradante y del sometimiento y dependencia psicológica o intelectual

En definitiva, violaron impunemente todos los derechos constitucionales, humanos y divinos que les vino en gana delante de las mismísimas narices de decenas de ciudadanos. En su conjunto y principalmente por su mendacidad, su bajeza moral, su crueldad y su ruindad no dudaría en calificar toda esta serie acciones, como indignas no ya de cualquier gobierno democráticosino de cualquier ser humano con un mínimo de categoría moral y humana, y como de auténtico linchamiento social e institucional y cruel Tortura Psicológica. Terrorismo de Estado en estado puro (Valga la redundancia), una vergüenza y una burla a la justicia y al estado de derecho en la que un gobierno “democrático” se ha cebado brutalmente con uno de sus ciudadanos ignorando todo tipo de leyes, derechos y principios bajo el pretexto de falaces justificaciones y argumentaciones.

Desde mi visión de la vida, es tan grave el asedio, la persecución, la tortura y el asesinato de un ser humano, como aquellas experiencias terribles que llevan a miles o cientos de miles de víctimas a la muerte.

“De igual manera que una persona que se está ahogando intentará arrastrar a un socorrista bajo el agua en un intento por salir a la superficie, una persona objetivo de acoso organizado pregonará su información y la afirmará en voz alta intentando atraer la atención del público para poner fin a su suplicio”
igualdad-constitucic3b3n

Presuntamente violado el estado

En concordancia con las declaraciones internacionales de derechos, el artículo 15 de la constitución Española proclama la prohibición de las penas o tratos crueles, inhumanos, humillantes o degradantes, predeterminando la nulidad constitucional de toda actividad de los poderes del estado –legislativo, ejecutivo o judicialque contraríe los valores de humanidad y de dignidad de la persona que protege el principio constitucional. Miles de personas en todo el mundo (Muchas de ellas completamente inocentes) forman parte de inhumanas e ilegalesListas Negras“, acusados de ser terroristas, un peligro para el estado, la sociedad o cualquier otro pretexto injustificable o cuando menos rebatible ante un tribunal. Cada minuto y cada día de sus vidas son convertidos en un verdadero infierno.
“Cuando debido a los sufrimientos morales y angustias se han producido o agravado enfermedades y lesiones en los órganos internos de las víctimas que les producen la muerte, la persona o grupo de personas que realizaron las acciones que tuvieron tal consecuencia, son sin ninguna duda ASESINOS“
La historia se repite, hay demasiados ejemplos de lo que ocurre cuando se silencia a personas inocentes y se coarta su libertad o se destruyen sus vidas: La Mancha permanece. Una sociedad que permite que ocurran impunemente en su seno actos tan inicuos y cobardes es una sociedad condenada a su propia esclavitud moral y espiritual.
“Así es el natural de la masa, o se humilla servilmente o tiraniza despóticamente; la libertad, que se encuentra entre ambos extremos, no sabe alcanzarla con moderación ni conservarla, y ordinariamente no le faltan indulgentes servidores de sus iras, que incitan a la sangre y a la muerte sus ánimos desenfrenados y ávidos de torturas“ «Titus Livius Patavinus»
Según Platón Es el pueblo el que engendra al tirano y lo mantiene“, y en última instancia es también el pueblo el único responsable de su destino
Preámbulo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y que se ha proclamado como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en el que los seres humanos liberados del temor y de la miseria disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias.
Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión

ENLACES:

  1. Los Crímenes Definidos en el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional
  2. La cultura de la humillación
  3. Comunicado de otra víctima de la Sra ex consejera de interior y de justicia de Cataluña
  4. COMUNICADO SOBRE LA VERSIÓN OFICIAL DE ACOSO ORGANIZADO EN CATALUÑA
  5. TERRORISMO DE ESTADO EN CATALUÑA (ESPAÑA) Enlace a página oficial
  6. ACOSO ORGANIZADO EN CATALUÑA “Primer Testimonio Denuncia”
  7. ABUSOS Y PSIQUIATRÍA REPRESIVA: Incoación procedimiento HABEAS CORPUS por violación derechos fundamentales

VIDEOS:

  1. Se explica como muchos ciudadanos inocentes acaban encarcelados o estigmatizados como enfermos mentales ya que la administración publica y sus funcionarios desconocen el llamado proceso stalking o Acoso Organizado. Se utiliza el fraude de la psiquiatría, que está infiltrado en las instituciones del Estado, para llevar a miles de personas al ostracismo social. Finalmente se propone como solución la creación urgente de un juzgado con funcionarios especializados en este tipo de proceso silencioso de desacreditación y criminalización.

psicoterrorismo

LA FARSA


© Publicado el 8 de Mayo del 2016

CkGOgBqWUAA8bEb
En primer lugar se hace necesario recordar que el administrador de este Blog ha sido víctima de Acoso Organizado desde hace más de 15 años y que a lo largo de los mismos las técnicas de acoso, psicoterrorismo y manipulación empleadas por los perpetradores han sido modificadas a su conveniencia. Han empleado todo tipo de técnicas de multi acoso organizado, psicoterrorismo y de control mental.
También quiero señalar que la mayor parte de las medidas presuntamente represivas que se han adoptado, violan los pilares más básicos sobre los que se sustenta la declaración universal de los derechos humanos y nuestra constitución, ya que atentan directa y gravemente contra la esencia misma de la dignidad humana. Algo a mi humilde modo de ver, del todo inaceptable e injustificable bajo ningún concepto.
Hacer “Luz de Gas” & La “Luz de Gas” empleada por psiquiatras y sociópatas de la Salud Mental (Activar subtítulos en inglés):

La forma más simple de control mental está basada en un estricto y riguroso control de la información que recibe y procesa la víctima, muchas veces conseguido mediante métodos de acoso conocidos cómo “Luz de Gasque incluso pueden prolongarse durante décadas en el caso de que los “perpetradores” dispongan del suficiente poder político y social. El resultado es el “confinamiento” de la víctima en una verdadera “cárcel virtual” pero tan real como la más real de las prisones de nuestro país.
c3qrzcowiaqlbb1La Cruz Roja Internacional y otros organismos de Derechos Humanos nacionales e internacionales, han recibido denuncias como la que pretendemos dar a conocer públicamente desde aquí, sobre todo en países en conflicto social como el nuestro, en donde el grupo instigador del acoso (generalmente la dirigencia de algún grupo enquistado en el poder, o el Estado en su conjunto) y el “gang del acoso” —incluso han llegado a manipular a grandes grupos sociales para convertirse en acosadores y perpetrar ellos, ellas, el asesinato—, han llevado la tortura a casos extremos de Psicoterrorismo en donde incluso (Aunque este no es el caso) son utilizados aparatos de alta tecnología para realizar acciones de espionaje, persecución y TORTURA. Las campañas de odio promovidas por esos poderes económico-políticos se fundamentan en el concepto de identidad negativa.
Algunos organismos de derechos humanos están documentando casos brutales como este, en los que es tal la asimetría entre el grupo acosador y la víctima, que convierten su vida cotidiana, en todos los espacios donde un ser humano puede desarrollarse, en una tortura permanente. Yo mismo, durante los últimos 15 años he intentado llevar una vida normal, pero ha sido completamente imposible, hace 4 años descubrí entre otras “cosasque el sentido del pudor y la auto conservación no me permiten describir aquí, que estaba siendo víctima de este terrible fenómeno social y criminal que se ha venido a llamar por los profesionales Acoso Organizado, Psicoterrorismo y Control Mental. La Ansiedad, el síndrome de estrés postraumático, la fatiga, la depresión, el insomnio y la pérdida de peso, son solo algunas de las consecuencias que ha tenido que pagar mi salud.
Durante milenios los hombres han asumido que inclinarse humildemente, humillarse ante el amo o señor era una respuesta lógica al orden natural de las cosas, que implicaba, entre otras cuestiones, la existencia de personas de mayor valía que otras. Y si uno no se humillaba voluntariamente ante quien estaba por encima en la jerarquía del valor moral, era lógico y normal que fuera el señor por la fuerza quien pusiera a cada cual en el sitio que supuestamente le correspondía. Nada había de humillante, tal como entendemos actualmente el término, en el hecho de ser dominado, subyugado o degradado por la fuerza en un mundo en el que se asumía con naturalidad que los seres humanos no éramos iguales en dignidad y derechos. Durante milenios humillar era una obligación de los señores y humillarse ante ellos una consecuencia natural del orden divino. La sociedad como ya he señalado antes, tenía que comprobar como aquel que delinque, desafía o transgrede las normas establecidas luego sufre. Esta concepción, basada en la idea de la venganza, ha estado vigente en nuestro país hasta la entrada en vigor de la Ley Orgánica de 1982 para la Reforma Urgente del Código Penal. La idea del castigo estuvo presente en el Código Penal de 1944, vigente hasta 1982, a pesar de las reformas de 1963, 1973 y siguientes.
Por desgracia es un hecho para todo aquel que sepa dónde mirar, que en la actualidad existen ciertas estructuras de poder impenetrables que pretenden volver o perpetuar la antigua época dorada de la ética vertical del valor humano, en la que “siervos y señores” conformaban el núcleo central de la sociedad. La sociedad actual debería comenzar a ser consciente de esta aunque difusa y solapada, innegable realidad.
En el nuevo contexto político y moral de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la humillación se define como la denigración forzada de una persona o grupo mediante un proceso de subyugación que daña su dignidad; Ser humillado significa ser puesto en una situación devaluada en contra del interés propio; y humillar es violar la expectativa que toda persona debería tener de que sus derechos humanos básicos sean respetados.
Para una sociedad democrática que tenga como máximo ideal un mundo libre de siervos y señores, el fin de losespectáculos punitivos”  debería ser considerado un gran avance social, el contener la ira popular que se desborda y encuentra en el paroxismo del castigo público satisfacción a sus instintos más primarios a supuesto uno de los mayores pasos que ha dado la humanidad en su evolución social. Por desgracia en este país aun existen gobernantes que no opinan así.
La Convención contra la Tortura de las Naciones Unidas prohíbe explícitamente infligir un sufrimiento físico o mental (o psicológico) grave:
Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos, humillantes o degradantesDeclaración Universal de los Derechos Humanos, (Artículo 5 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos).
En el año 1978 la promulgación de la Constitución Española despeja cualquier duda, así, se establece, que la finalidad de la pena no es el castigo sino la rehabilitación del ciudadano y su reinserción social, esto que se ha dado en llamar por algún sector de la doctrina “la asunción de valores sociales”, la interiorización del comportamiento adecuado para vivir en sociedad. Resulta penoso comprobar, como en nuestra democracia y en pleno siglo XXI algunas autoridades gubernamentales de nuestro país continúan entendiendo que la finalidad fundamental de la penano es la reinserción social sino el castigo expiatorio.
En ocasiones como la que pretendemos denunciar desde aquí, pueden aparecer comportamientos de acoso grupal muy generalizados (El denominado Multi Acoso) y la víctima empieza a ser vista como una amenaza, molestia opersona non gratapor todos, el objetivo en esta fase es conseguir la unanimidad en la satanización y estigmatización de la víctima, de ahí a la exclusión de la misma solo hay un paso. El acosador utiliza actitudes o comportamientos de aislamiento y de agresión o ataque más directo o contundente. Y la víctima va perdiendo mecanismos de afrontamiento, de defensa, o de lucha. La primera consecuencia es que la personalidad y comportamiento de la víctima cambian y el acosador aprovecha para indicarlo como causa del problema. Incluso si la víctima lucha contra las anomalías del acosador, este hecho será interpretado por todos como una actitud negativa por parte de la víctima.
“Entre los tipos de muerte (…) que un pueblo impone a un individuo pueden distinguirse dos formas principales: Una es la expulsión (…) la separación del grupo de pertenencia y la otra forma es la de matar colectivamente (…) todos participan en esta muerte (…) nadie está delegado como ejecutor. Toda la comunidad mata. Ambos tipos de amenaza de muerte son los que emergen en los gobiernos de terrorismo de estado. La expulsión es el exilio. La muerte es la exclusión definitiva” (Lira: 1991: 71)
Quienes ejercen el terrible oficio de acosar constituyen una casta profesionalizada que, habiendo pervertido las reglas de la democracia se ha inventado el oficio de matar “por el arte de porque sí”. Matan a cara descubierta: Son los amos y los demás son sus esclavos. Y como señala Hegel, los amos se diferencian de los criminales en que no necesitan ocultarse para perpetrar sus crímenes.
“El Psicoterrorismo es Tortura, un crimen de Lesa Humanidad cuando se ejecuta contra un grupo social o colectividad. Ni siquiera las convenciones internacionales permiten su práctica en tiempo de guerra entre combatientes no civiles. Cada suicidio por Psicoterrorismo implica un homicidio, una ejecución extrajudicial, pero en conjunto significan un genocidio silencioso
Yo sostengo que tales prácticas son prácticas perversas porque fomentan la desigualdad y el autoritarismo barnizado con argumentos benéficos. Estas prácticas acostumbran a encubrir ilegalidades y fraudes por parte de quien las instiga “En este caso el estado“, y tienen graves consecuencias sociales. Las repercusiones sobre la sociedad son, básicamente dos; por un lado provocan indefensión en la víctima del acoso y por otro fomentan el desarrollo de ideas opresoras y dañan los derechos democráticos. Quien prefiera obviar los hechos, por comodidad, por interés o por temor está colaborando con un verdugo, con la mezquindad de alguien que se cree con capacidad para incapacitar y destruir a otra persona en una situación de terror psicológico. Es una cuestión de conciencia.
“La conducta maligna se basa en dos creencias cruciales: La primera es una situación en la cual se acepta la suposición de que la víctima es débil, incompetente o inferior, y en base a esto se le trata como a un objeto. La segunda creencia se basa en la suposición de que la víctima es una amenaza para la seguridad física o psicológica del perpetrador y por ende cualquier acción destructiva en contra de la víctima está justificada
Preámbulo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y que se ha proclamado como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en el que los seres humanos liberados del temor y de la miseria disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias.
Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión

RELACIONADOS:

  1. Luz de Gas
  2. La vigilancia y el acoso organizado como espectáculo
  3. Suicidio inducido por psicoterrorismo “Asesinato Suplicio”
  4. Terrorismo de estado en Cataluña (ESPAÑA)
  5. Abusos psiquiátricos en China “Psiquiatría represiva”
  6. La persuasión coercitiva
  7. Técnicas de persuasión coercitiva
  8. La cultura de la humillación
  9. Delitos contra la integridad moral en el código penal
  10. Asesinato por tortura psicológica
  11. Psicoterrorismo
  12. El síndrome de acoso institucional
  13. Víctima y victimario dos caras de una misma moneda
  14. Humillación pública
  15. Linchamiento moral
  16. Daño moral, daño psíquico
  17. Como actuar si Ud. es víctima de acoso organizado o electrónico

LEER/DESCARGAR: Fenomenología del Acoso Moral.pdf

LEER/DESCARGAR: Un estado en la sombra: Vigilancia y orden público en Colombia

LEER/DESCARGAR: La democracia parlamentaria: Entre los derechos humanos y la razón de estado

VIDEOS:

UNA FAMILIA RENUNCIA AL 25% DE CLASES EN CASTELLANO POR EL ACOSO VECINAL


© Publicado el 1 de noviembre del 2015

nacionalistas

  • La madre de los dos menores de Balaguer asegura que no quiere imponer a nadie una lengua vehicular a la que creía que tenía derecho

La familia del Balaguer (Lleida) a la que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) le otorgó un 25% de clases en castellano para sus dos hijos anunció ayer que renuncia a la aplicación de la sentencia. La decisión, aseguró la madre, se debe a las presiones que ha recibido por otros vecinos del municipio, de poco más de 16.400 habitantes.

Se han filtrado nuestros nombres en las redes sociales incluso la ubicación de mi negocioHa empezado una pesadilla en la que siento que todo el pueblo me señala por reclamar algo a lo que yo creía que tenía derecho”, cuenta la mujer, que prefiere mantener el anonimato. Sus dos hijos asisten a la escuela Gaspar de Portolà, donde este lunes comenzarán a cursar P-5 y segundo de primaria. La sentencia, que llegó al centro en junio pero que trascendió esta semana, obliga a realizar una materia troncal en castellano, lo que implica tres horas más semanales. El cambio curricular, por imperativo judicial, se aplica a toda la clase.

PROTESTAS ANULADAS

El lunes pasado, unas 500 personas se congregaron en el centro para defender el modelo de escuela catalana y protestar por la decisión del TSJC.

La madre explicó ayer que ha renunciado a su derecho a que el castellano también se use como lengua vehicular en la escuela porque “no quiero imponer nada a nadie, yo quería que mis hijos recibieran una educación bilingüe, creía que tenía derecho a ello y muchos padres creen que yo he vulnerado su derecho a lo contrario. Supongo que hay algo que no está bien hecho”, lamentó.

Francesc Escolà, presidente del AMPA del centro, agradeció la decisión de la familia y aseguró que desde el primer día ha pedido el respeto para la familia demandante. Escolà pidió ayer que el lunes sea un día donde “impere la normalidad” y anunció la suspensión de los actos de protesta que había convocados.

La familia demandante fue asistida durante el proceso legal por la Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB). Hay otras cuatro escuelas catalanas en las que familias de alumnos también ha solicitado vía judicial la escolarización con más castellano.

Ayer la madre de los dos menores no sabía que iba a hacer el próximo lunes.

Artículo Original Publicado 11-9-2015: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2015/09/10/catalunya/1441916160_614882.html

VIDEOS:

ENLACES RELACIONADOS:

1. El TSJC ordena a otros dos colegios ofrecer, al menos, un 25% de las clases en castellano
2. Todos deberíamos tener menos miedo y exigir bilingüismo escolar
3. Orwell Cannetti y la masa de acoso
4. Condenan a una escuela en Cataluña por Acoso a un Homosexual
5. Acoso de la lengua catalana entre los niños
6. Acoso Moral en Cataluña
7. ACOSO DE CiU, ERC, ICV Y LA CUP a una familia de Mataró por pedir educación bilingüe
8. LA AFICIÓN DE CATALUÑA CONDENA “La barbarie y el acoso de los antitaurinos
9. Acoso y derribo a la Policía Nacional en Cataluña
10. El PP de Cataluña denuncia por acoso a los trabucaires
11. Acoso a la Asignatura de Religión en Cataluña
12. El gobierno catalán contacta con el Mossad para crear su propio CNI
13. FILTRACIONES: El futuro “CNI” catalán habría Investigado más allá de las redes sociales
14. El CNI colaboró con Reino Unido en Operaciones Encubiertas
15. Denuncian acoso por la sentencia del TSJC sobre el castellano
16. Acoso Institucional Cataluña Policía Nacional detecta espías al servicio de los mossos
17. “HABLAME EN CASTELLANO IMBÉCIL” Estudio financiado por CIU denuncia Acoso al Catalán
18. Una colla Gegantera enfurece a Esquerra Republicana por tocar el himno Español

SECESIONISMO

CATALÁN

ACOSO EN CATALUÑA “Una colla Gegantera enfurece a Esquerra Republicana por tocar el himno Español”


© Publicado el 9 de octubre del 2015 en e-notícies

RACISMO ERC

VIDEO (Para visionarlo haz clic con el ratón en sobre esta imagen)

La Colla Gegantera de Puigcerdà interpretó el himno español durante un acto en la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz. Del mismo modo formaron una bandera de España agrupando a diferentes personas, según informa El País.

Esto ha provocado las críticas de muchos vecinos de Puigcerdà y tanto la ANC de la Cerdanya, como ERC y Reagrupament han pedido al Ayuntamientosoberanista en su totalidadque impida que la colla desfile representando a la localidad gerundense. Por su parte, la colla gegantera defiende que son una asociación apolítica y estudia denunciar ante los Mossos d’Esquadra las diferentes amenazas que están recibiendo en las redes sociales.

El cap de colla, Rafael Jiménez, defiende el apoliticismo de la entidad, motivo por el cual siempre se han negado a desfilar luciendo una estelada cuando la ANC se lo ha pedido. Sin embargo, no tuvieron problemas en tocar el himno español y formar la bandera en agradecimiento a Torrejón de Ardoz.

Nos invitaron a las fiestas con hotel, comidas y meriendas pagadas por lo que quisimos hacer un regalo a la colla anfitriona interpretando el himno nacional y haciendo una bandera de España”, justifica Jiménez, además de explicar que “cinco o seis de la colla que son de Esquerra se negaron a venir”.

La actuación acabó en las redes sociales y desde entonces “nos han crucificado los de Esquerra sin justificación, nos han insultado y amenazado; sólo les ha faltado fusilarnos”, lamenta el cap de la colla que no descarta presentar una denuncia en los Mossos d’Esquadra.

El líder de ERC, Raimon Ribas, por su parte, considera que la collase ha metido sola en el ojo del huracán”. “Los gigantes no representan al municipio, y menos ahora, es una entidad privada y desde el consistorio deberíamos evitar que luzcan el escudo de la ciudad, deberíamos limitar la subvención que reciben y la utilización de las dependencias municipales”, añade.

Rafael Jiménez asegura que desde los Geganters de Puigcerdàtenemos miedo que con la polémica nos quiten el escudo, la subvención y el local; nosotros que hemos representado al pueblo en España, Francia y allí donde nos digan”. Jiménez lamenta que “en Puigcerdà hay demasiado extremista, nosotros la señera la defenderemos a muerte pero la otra que no quiero ni nombrarla (en referencia a la estelada) no tengo que defender ninguna bandera que no sea oficial”.

El concejal de ERC lamenta que media docena de miembros de la colla gegantera hayan abandonado la agrupación por discrepancias con Jiménez. “Además hemos contactado con collas geganteras de la Cerdanya y Catalunya que están tan indignadas que amenazan con no venir a desfilar a Puigcerdà”.

VIDEOS:

RELACIONADOS:

1. El TSJC ordena a otros dos colegios ofrecer, al menos, un 25% de las clases en castellano
2. Todos deberíamos tener menos miedo y exigir bilingüismo escolar
3. Orwell Cannetti y la masa de acoso
4. Condenan a una escuela en Cataluña por Acoso a un Homosexual
5. Acoso de la lengua catalana entre los niños
6. Acoso Moral en Cataluña
7. ACOSO DE CiU, ERC, ICV Y LA CUP a una familia de Mataró por pedir educación bilingüe
8. LA AFICIÓN DE CATALUÑA CONDENA “La barbarie y el acoso de los antitaurinos
9. Acoso y derribo a la Policía Nacional en Cataluña
10. El PP de Cataluña denuncia por acoso a los trabucaires
11. Acoso a la Asignatura de Religión en Cataluña
12. El gobierno catalán contacta con el Mossad para crear su propio CNI
13. FILTRACIONES: El futuro “CNI” catalán habría Investigado más allá de las redes sociales
14. El CNI colaboró con Reino Unido en Operaciones Encubiertas
15. Denuncian acoso por la sentencia del TSJC sobre el castellano
16. Acoso Institucional Cataluña Policía Nacional detecta espías al servicio de los mossos
17. “HABLAME EN CASTELLANO IMBÉCIL” Un estudio financiado por CIU denuncia Acoso al Catalán

acoso cataluña

ACOSO PSICOLÓGICO LABORAL “Mobbing”


© Publicado el 25 de septiembre del 2015

acoso laboral

Índice

1. Introducción. Página 2
1.1. Historia del acoso psicológico laboral. Página 2

2. El Marco del Acoso Psicológico en el trabajo. Página 5
2.1. Concepto. Página 5
2.2. Elementos del acoso. Página 5
2.3. Comportamiento de acoso. Página 6
2.4. Efectos del acoso de las víctimas. Página 6
2.5. ¿Qué hacer? Página 7
2.6 No constituyen acoso. Página 7
2.7. Pistas para detectar el acoso en las empresas. Página 7

3. El acoso psicológico en el trabajo y sus relaciones jurídicas. Página 7
3.1. El concepto de acoso moral o mobbing como riesgo psicosocial en el trabajo. Página 7
3.2. El tratamiento tradicional del problema. Página 8
3.3. El tratamiento del acoso laboral conforme a la ley de prevención de riesgos laborales.
3.4. El acoso laboral llevado a cabo por el empleado  o sus representantes (bossing). Página 11
3.5. El Tratamiento legal del acoso moral cuando el agresor es distinto del empleador
3.6. Formas de intervención frente al acoso moral laboral. Página 11
3.6.1. Posibilidades de intervención de la inspección de trabajo frente al acoso laboral. Página 11
3.7. Posibles acciones judiciales del afectado. Página 13
3.7.1. Ante la jurisdicción penal. Página 13
3.7.2. Ante la jurisdicción civil. Página 13
3.7.3. Acciones ante la Seguridad Social. Página 13
3.7.4. Sentencias. Página 14

4. El acoso psicológico en el trabajo y sus relaciones psicológicas Página 15
4.1. Tipos de acoso en función del origen de los ataques Página 17
4.2. Características y tendencias de las víctimas del psicoterror laboral. Página 18
4.2. Características y tendencias de las víctimas del psicoterror laboral. Página 21
4.4. EL psicópata organizacional. Página 22

5. Fundamentos científicos ante la defensa del acoso laboral. Página 23

6. Conclusiones. Página 26

7. Bibliografía. Página 28

1. Introducción

mobbing

El acoso psicológico en el trabajo o Mobbing, es un aspecto cada vez más relevante dentro de las relaciones laborales. Quizás en tiempos pretéritos ya existía, pero desde relativamente poco tiempo, va tomando una fuerza inusitada dentro de nuestra sociedad.

El motivo por el cual he decidido realizar un trabajo sobre este tema, es que yo mismo he sido víctima de un acoso laboral, más bien yo diría acoso y derribo. Debo anticipar que debido a mi fuerte personalidad no han conseguido mellar mi estado de ánimo, ni mi autoestima, al contrario me he reafirmado y han conseguido que tanto personal, como laboralmente me haya beneficiado la situación, que llegó un momento a ser insostenible. Lamentablemente y por poco creíble que parezca también he sido víctima de mi superior y de un compañero por llamarle de algún modo. Todo esto detallaré en las
opiniones personales.

1.1. Historia del acoso psicológico laboral

El mobbing es un problema muy antiguo y existe en diferentes culturas y civilizaciones aunque se ha agudizado con las nuevas formas de organización del trabajo. Las investigaciones llevadas a cabo por Leymann a partir de la década de los 80, lo han hecho más transparente y accesible y han llevado a su inclusión como riesgo psicosocial.

A pesar de que en nuestro país el hostigamiento afecta a más de un 16% de la población trabajadora, según los datos de la encuesta realizada por Iñaki Piñuel en febrero de 2002, el gobierno de PP sigue negándose a que un problema de tal envergadura sea tipificado y, por tanto, perseguido y castigado.

acoso psicológicoEl concepto científico de mobbing La palabra mobbing deriva del término inglés mob cuyo significado en castellano sería el de una multitud excitada que rodea o asedia a alguien (una persona) o a algo (un edificio, un objeto) bien sea de forma amistosa o bien de forma hostil. El sustantivo mob es el gentío, el vulgo, la plebe o populacho, mientras que el verbo to mob describe la acción de ese gentío de agolparse o atestarse en torno a algo o bien la de asediar o atacar en masa a alguien. El origen de la palabra describe, por tanto, una acción colectiva de un grupo de personas frente a algo o alguien, y curiosamente no siempre de modo negativo, tal y como ahora está siendo tratada en el ámbito de las condiciones de trabajo. Es en dicho ámbito en el que el concepto de mobbing o bullying o acoso moral ha sido desarrollado históricamente por diversos científicos y psicólogos, principalmente por el Profesor Heinz Leymann cuya definición se recoge en la Nota Técnica Preventiva (NTP) 476 del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT) como una situación en la que una persona (o en raras ocasiones un grupo de personas) ejercen una violencia psicológica extrema, de forma sistemática y recurrente (como media una vez por semana) y durante un tiempo prolongado (como media unos seis meses) sobre otra persona o personas en el lugar de trabajo con la finalidad de destruir las redes de comunicación de la víctima o víctimas, destruir su reputación, perturbar el ejercicio de sus labores y lograr que finalmente que esa persona o personas acaben abandonando el lugar de trabajo1. Para Leymann la diferencia entre el mobbing y cualquier otro conflicto entre personas en el mundo laboral es que el mismo no se desarrolla entre iguales sino que la víctima ocupa una posición de inferioridad, bien ya sea jerárquica o de hecho, respecto del agresor. O en otras palabras, se suele describir la relación entre el agredido y el agresor como asimétrica. Por lo tanto son tres los principales rasgos que diferencias el mobbing o acoso moral de cualquier otro tipo de conflicto interpersonal en el medio laboral: la duración, la repetición y la relación asimétrica o desigual entre las dos partes del conflicto. El concepto legal de mobbing Recientemente el término ha sido descrito por un grupo de expertos de la Unión Europea como un comportamiento negativo entre compañeros o entre superiores e inferiores jerárquicos, a causa del cual el afectado/a es objeto de acoso y ataques sistemáticos y durante mucho tiempo, de modo directo o indirecto, por parte de una o más personas, con el objetivo y/o el efecto de hacerle el vacío

2.The Mobbing Encyclopaedia Bullying. The Definition of Mobbing at Workplaces. Heinz Leymann

mobbing definiciónEn los textos legales de los países de la Unión Europea apenas hay mención del mobbing si exceptuamos la legislación sueca, que lo define como recurrentes acciones reprobables o claramente hostiles frente a un trabajador o trabajadores adoptadas en el ámbito de las relaciones interpersonales entre los trabajadores de forma ofensiva y con el propósito de establecer el alejamiento de estos trabajadores respecto de los demás que operan en un mismo lugar de trabajo. En un proyecto de ley italiano se define como los actos y comportamientos llevados a cabo por el empresario, o por los sujetos que tengan una posición jerárquicamente superior o igual grado o categoría en el conjunto de los trabajadores, hechos con el propósito de dañar a un trabajador con carácter sistemático, de modo perdurable y clara determinación.

3. Descripción

Es decir, se trata de una conducta hostil o intimidatoria seguida frente a un trabajador en el marco de su relación por cuenta ajena, que puede ser llevada a cabo por un individuo o por varios, y que este individuo o individuos pueden ser tanto el propio empleador, como su representante o mando intermedio, o incluso sus propios compañeros de trabajo con una posición de facto superior.

Se diferencia así de otros tipos de acoso, como el burn-out, motivado por la relación del trabajador con los clientes o usuarios de la empresa en la que trabaja y la presión que sufre por el trato con éstos. Y hay que tener en cuenta que el principal objeto del mobbing es hacerle el vacío al trabajador, es decir provocar su humillación y definitivo alejamiento del lugar de trabajo y en esto se diferencia también del llamado acoso sexual, que no persigue tal fin. Por lo tanto, el acoso moral o mobbing incluye en su definición a dos tipos de comportamiento que, como veremos a continuación, pueden tener un tratamiento jurídico diferenciado:

a) Por un lado, la persecución y acoso ejercitada por el empresario o sus representantes (tornándose política de empresa) frente a un trabajador o trabajadores por motivos de reorganización, de reducción de personal, etc., o con el simple objetivo de eliminar trabajadores incómodos (por motivos sindicales, personales del empleador, etc). Esta conducta se describe en inglés con el nombre de bossing, palabra que proviene de boss (patrón o jefe).

b) Y por el otro, hablamos propiamente de mobbing refiriéndonos a las formas de persecución y acoso recurrente que unos trabajadores, que ocupan una posición considerada de facto como superior, ejercen frente a otro u otros trabajadores ante la conducta pasiva del empleador y/o sus representantes.

EL MOBBING COMO RIESGO PSICOSOCIAL

mobbing

El mobbing se encuentra dentro del grupo de los llamados riesgos psicosociales que son los que menor tratamiento legislativo han tenido hasta ahora en nuestro ordenamiento jurídico, incluso menor que los riesgos ergonómicos.

Tradicionalmente, los riesgos de seguridad han sido los que empezaron marcando la pauta de la legislación de prevención de riesgos laborales y hoy en día siguen abarcando la mayor parte de las acciones de todos los agentes de la prevención. En la Inspección de Trabajo se calcula como media que solo una de cada diez actuaciones está relacionada con riesgos que no sean de seguridad. La seguridad también es la materia más preponderante con diferencia en la acción de los servicios técnicos de seguridad y salud de las Comunidades Autónomas. Es la materia que más condiciona las cifras de siniestralidad laboral, cuya reducción se ha convertido en el principal objetivo de todas las administraciones públicas, y es además la materia que cuenta con más especialistas en activo. Le sigue en este ranking la higiene industrial que ha actualizado y ampliado enormemente su regulación legal en los últimos 15 años. La ergonomía ya cuenta con algunos especialistas, todavía escasos, y con algunas normas particulares de aplicación. Sin embargo, la psicosociología sólo cuenta con algunas breves menciones en el artículo 36.5 del Estatuto de los Trabajadores y el Art. 15.1.d) de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales en lo relativo al ritmo de trabajo y trabajo monótono.

De acuerdo con los informes que se realizan en el ámbito de acción de la Agencia Europea de Seguridad y Salud en el Trabajo estos riesgos serían el elevado ritmo de trabajo, el ritmo de trabajo determinado en función de las demandas sociales, el ritmo de trabajo determinado por las máquinas, la violencia física en el trabajo, el acoso moral y la victimización en el lugar de trabajo, el acoso sexual en el trabajo y el trabajo monótono.

2. El Marco del Acoso Psicológico en el trabajo

mobbing

2.1. Concepto:

Se entiende por acoso u hostigamiento psicológico en el trabajo: Comportamiento hostil que atenta, ofende, humilla, atemoriza, de forma sistemática la integridad física y / o psíquica llevada a cabo por una o varias empresas.

Otros términos que se manejan:

Bossing: Cuando el acoso se produce a cargo del jefe o superior jerárquico.

Mobbing: Cuando el sujeto activo del acoso en un compañero.

2.2. Elementos del acoso:

  • Asimetría de las partes:

La parte hostigadora tiene más recursos al tener más apoyos (Mobbing) o una posición superior (Bossing) a la del trabajador acosado.

  • Intención de dañar:

El acoso es siempre una situación provocada intencionadamente y premeditada. El autor del acoso quiere dañar y la víctima lo sabe y esta percepción acentúa los efectos del acoso, convirtiéndolo una situación altamente estresante.

acoso laboral

En ocasiones puede ser absolutamente sutil, paro no por ello menos intenso o dañino para la víctima

  • Producción del daño:

Se centra en la esfera de los derechos de la personalidad más esenciales: la propia salud, la integradora moral, la dignidad, la intimidad, el honor, etc. Se pretende desequilibrio erosionar psíquicamente a la víctima.

A veces el acoso es meramente instrumental y la intención última es de índole laboral: conseguir una dimisión voluntaria, pero también en estos casos se lesionan los derechos personales de la víctima.

  • El carácter deliberado, complejo, continuado, predeterminado y sistemático:

Es una sucesión de actos encaminados a un fin, la intencionalidad no se evidencia en ninguno de los actos integrantes de la conducta y sólo es detectable mediante el análisis global de la misma.

2.3 Comportamiento de acoso:

acoso laboralTratan deliberadamente y de forma constante de destruir a la víctima acabando con su resistencia psicológica, además de los ataques se hacen de una forma creciente. Tomemos como ejemplo:

  • Ataques verbales: insultos, burlas, amenazas, críticas injustificadas, ridiculización. Desacreditación profesional: sobrecargar de trabajo, encomendar tareas rutinarias por debajo o por encima de sus posibilidades, asignar objetivos o proyectos inalcanzables, retener o manipular información crucial, presiones para inducir al error, bloqueo de iniciativas, impedir utilización de medios adecuados, infravalorar, no reconocer el trabajo. · Aislamiento social: limitar el movimiento en el entorno de trabajo, no escuchar, hacer el vacío, aislamiento físico, dificultar comunicación.
  • Ataques personales: descalificaciones, burlas, menosprecio, falsos rumores, calumnias, rechazo, humillaciones.
  • Violencia física: gritos, empujones, amenazas físicas, invasión de la vida privada, acoso sexual, no tener en cuenta problemas físicos o de salud.

2.4 Efectos del acoso de las víctimas.

Para cualquier persona que sufra el ataque mediante dichos comportamientos, va sufrir en su salud consecuencias a corto y a largo plazo:

  • Salud física: trastornos del sueño, desajustes del sistema nervioso autónomo, dolores, cansancio, debilidad, fatiga crónica, síntomas psicosomáticos del estrés, pérdidas de memoria, irritabilidad, dificultad en concentrarse. 
  • Efectos en las relaciones interpersonales y vida social de las víctimas: dañan las relaciones con los compañeros de trabajo, con la pareja, aislamiento de la esfera social y familiar.
  • Precariedad económica.
  • Desempleo.

2.5. ¿Qué hacer?

Intervenir inmediatamente para controlar la situación, de modo que los efectos anteriormente descritos puedan solucionarse.

2.6 No constituyen acoso:

Todas aquellas situaciones NO INTENCIONALES, en las que el trabajador padece una situación de estar quemado (burnt out) o de estrés a consecuencia de una sobrecarga de trabajo o le estrés generado por la relación de la víctima con los clientes o usuarios

Tampoco entran en el acoso, las prácticas empresariales antijurídicas o abusivas.

2.7. Pistas para detectar el acoso en las empresas:

  • Informes excesivamente negativos sobre el desempeño de determinados empleados.
  • Tasas de absentismo laboral moderadas o elevadas en ciertas personas.
  • Bajas laborales recurrentes ligadas a trastornos psicosomáticos.
  • Quejas presentadas por el personal afectado o comentarios que hagan llegar otros empleados.

3. El acoso psicológico en el trabajo y sus relaciones jurídicas:

mobbing3.1. El concepto de acoso moral o mobbing como riesgo psicosocial en el trabajo:

Por lo pronto carecemos de una regulación básica sobre este tipo de riesgos en nuestra legislación de seguridad y salud en el trabajo y no solamente eso, tampoco contamos con especialistas en número y formación suficiente en este tema tanto en el sector público como en el privado, por lo que el tratamiento del problema suele realizarse en la mayor parte de las veces sin contar con expertos o especialistas. El país del que se sabe que más ha tratado sobre el tema es Suecia y es también el único del que conocemos una regulación legal sobre las medidas a adoptar contra las formas de persecución o acoso psicológico en el ambiente de trabajo. Se trata de una norma del año 1993 que desarrolla la Ley Básica de Prevención de Riesgos de aquel país y cuyo contenido legal a continuación resumimos. Se establecen dos principios generales:

1) Que el empresario debe planificar y organizar el trabajo para prevenir cuanto sea posible el riesgo de persecución psicológica en el trabajo.

2) Que el empresario deberá manifestar de modo inequívoco que estas formas de persecución no van a ser en absoluto toleradas.

Y a continuación señala las medidas que debe adoptar el empresario:

1) Deberá prever procedimientos que permitan encauzar los problemas de persecución psicológica, la existencia de fallos inherentes a la organización del trabajo o problemas de cooperación y colaboración entre los trabajadores.

2) Deberá adoptar eficaces medidas de forma inmediata ante la existencia de estos problemas y realizará un análisis para comprobar si los mismos se deben a una inadecuada organización del trabajo.

3) Que los trabajadores sometidos al acoso o persecución deberán recibir alguna forma de ayuda o apoyo inmediata. En definitiva, que estas situaciones han de ser prevenidas por el empresario en su política de personal y que una vez manifestadas han de ser suficientemente remediadas y analizadas para evitar su reproducción futura.

Como hemos señalado antes en nuestro Ordenamiento Jurídico no existe todavía ningún tratamiento específico sobre el acoso moral, pero en cambio sí tenemos normas legales cuyo alcance genérico nos permitiría afrontar este tipo de situaciones siempre y cuando esclarezcamos debidamente su alcance y significación.

3.2. El tratamiento tradicional del problema:

violación derechos laborales

El derecho del trabajador a su intimidad y consideración debida a su dignidad. El problema del acoso moral a un trabajador por parte de su empresario o de sus representantes cuenta con algún claro antecedente en nuestra legislación laboral. Se establece en el Estatuto de los Trabajadores el derecho de los trabajadores a su integridad física (Art. 4.2.d) y al respeto de su intimidad y a la consideración debida a su dignidad, comprendida la protección frente a ofensas verbales o físicas de naturaleza sexual (Art. 4.2.e).

Este precepto tiene su complemento en otros del mismo texto legal como son los siguientes:

a) El derecho del trabajador a la ocupación efectiva (Art. 4.2.a) ET) precepto cuyo incumplimiento viene a veces inexorablemente unido a la conducta de falta de respeto y consideración debida al trabajador y que resulta de más fácil constatación para la Inspección de Trabajo.

b) El derecho del trabajador a que se salvaguarde su intimidad personal cuando se entrega la copia básica de su contrato a los representantes de los trabajadores (Art. 8.3.a) ET)

c) Las salvaguardas legales cuando se practica un registro sobre la persona del trabajador, sus taquillas o efectos individuales (Art. 18 ET)

d) Los límites a las facultades del empresario de vigilancia y control para verificar el cumplimiento por el trabajador de sus obligaciones y deberes laborales (Art. 20.3. ET).

e) Y por último, cuando se plantean los límites a la movilidad funcional del trabajador, la cual en ningún caso se podrá efectuar con menoscabo de su dignidad (Art. 39.3. ET) y sin un procedimiento especial de modificación sustancial de las condiciones de trabajo (Art. 41 ET).

Ante el incumplimiento por el empresario de este derecho legalmente reconocido las acciones que puede emprender el trabajador ofendido pueden ser de diferente índole:

acoso laboralEn primer lugar, el trabajador puede dirigirse mediante denuncia ante la Inspección de Trabajo, la cual una vez comprobados y verificados los hechos podrá intentar la búsqueda de una solución equitativa al conflicto si existiera una adecuada disposición de las partes promoviendo en tal caso las medidas de requerimiento, recomendación o advertencia que correspondan.

acoso psicológico en el trabajoEn segundo lugar, y en el orden de su relación contractual laboral el propio trabajador afectado podría dirigirse a la jurisdicción social a fin de iniciar frente a su empleador el procedimiento para extinguir su relación laboral con una indemnización similar a la del despido improcedente conforme al artículo 50.1.a) del Estatuto de los Trabajadores.

Y además de la acción de extinción o conjuntamente con ésta podría exigir por la misma vía jurisdiccional una reparación indemnizatoria por los daños y perjuicios profesionales que la conducta del empresario le ha ocasionado. Si considerásemos que el acoso moral en el trabajo tiene este único tratamiento en nuestro derecho podríamos llegar, entre otras, a las siguientes conclusiones:

1) Solamente estaría penalizado el acoso moral del empresario al trabajador dentro de la relación laboral pero no fuera de ésta. Cuando se tratase de una relación de derecho administrativo o funcionarial, o entre socios cooperativistas, o el agresor perteneciera o estuviera encuadrado dentro de otra empresa que actúe en el mismo centro de trabajo estaríamos ante relaciones que estarían fuera del ámbito de la relación laboral y que sólo se penalizarían por vía penal (por amenazas y coacciones de la persona que es presunto agresor), por vía civil (exigiendo la correspondiente responsabilidad contractual o extracontractual bien al agresor o a la empresa para la que trabaja) o por vía administrativa dentro de la relación de funcionarios públicos (mediante el expediente sancionador a la persona que ha cometido una falta leve o grave a los reglamentos internos de la Administración).

2) En consecuencia también las agresiones que se produzcan entre compañeros de trabajo de la misma empresa y en las que no intervenga el empresario o empleador quedarían también al margen de la responsabilidad de este último. La víctima tendría que dirigirse frente a su agresor por la vía penal o civil por las vías antes indicadas. En este mismo argumento se basa al parecer la Seguridad Social para declarar que las enfermedades padecidas por los trabajadores no son accidente de trabajo porque obedecen a causas no imputables al empleador.

3) La infracción por acoso moral no sería considerada como una infracción a la normativa de prevención de riesgos laborales y por tanto ante la declaración de accidente de trabajo por las lesiones psíquicas ocasionadas a los trabajadores agredidos no podría dar lugar a la reclamación del recargo de las prestaciones de la Seguridad Social en su favor.

Diferencia entre la vulneración de los derechos laborales y el acoso moral:

mobbing laboralEn primer lugar por su distinta naturaleza y finalidad. La violación de los derechos profesionales del trabajador no siempre tiene como objeto la producción de un daño psicológico y a veces ni tan siquiera tiene el propósito oculto de que el trabajador abandone la empresa en la que presta sus servicios.

Tampoco exige la violación de este derecho que la conducta del hostigador sea continuada y perdurable en el tiempo a diferencia del acoso moral o mobbing. Es cierto que una de las manifestaciones visibles del mobbing puede ser la violación clara y flagrante de este derecho, dándose así una concurrencia entre ambos tipos de conducta, pero en la práctica el acoso moral o mobbing puede abarcar muchas más conductas sutiles de ataque psicológico al trabajador.

No se trataría, en suma, de la simple violación de unos derechos profesionales sino de una conducta que tiene por consecuencia un daño en la salud de trabajador afectado por la persecución de tipo psicológico y que por tanto ha de tener el tratamiento propio de la normativa de prevención de riesgos laborales conforme a la descripción que de ella hace el artículo 1 de la Ley 31/1995 de 8 de noviembre.

3.3. El tratamiento del acoso laboral conforme a la ley de prevención de riesgos laborales.

acoso moral

El objeto de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales es el de promover la seguridad y salud de los trabajadores mediante la aplicación de medidas y el desarrollo de las actividades necesarias para la prevención de riesgos derivados del trabajo (Art. 2 LPRL).

Sobre qué se entiende por riesgo laboral el artículo 4.2º de la Ley establece que es la posibilidad de un trabajador sufra un determinado daño derivado del trabajo. Y por daños derivados del trabajo, de acuerdo con la definición del artículo 4.3º de la Ley, se han de considerar las enfermedades, patologías o lesiones sufridas con motivo u ocasión del trabajo. Por lo cual, también la prevención de las lesiones y trastornos psíquicos entran plenamente dentro de la obligación de protección que corresponde al empresario superando el viejo concepto de lesión corporal incorporado desde hace más de 100 años a la legislación de Seguridad Social sobre accidentes de trabajo y del que luego trataremos.

Por lo tanto, entre las obligaciones que se establecen dentro del marco de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales se encuentra también la de prevenir el acoso moral en tanto que esta conducta puede ocasionar un daño a la salud de los trabajadores.

Ahora bien, tanto por razones lógicas como procedimentales el tratamiento no puede ser idéntico cuando el sujeto agresor es el empleador o su representante que cuando se trata de otro trabajador. Analizamos a continuación las dos posibilidades:

3.4. El acoso laboral llevado a cabo por el empleador o sus representantes (bossing).

mobbing

Analicemos en primer lugar una de las más frecuentes manifestaciones del acoso moral o mobbing, que es la que tiene lugar cuando es el propio empresario o su representante el principal sujeto instigador o incluso autor del acoso moral hacia un trabajador. De acuerdo con el artículo 14. LPRL es obligación del empresario la prevención de los riesgos laborales garantizando una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo, adoptando en el marco de sus responsabilidades cuantas medidas sean necesarias para tal fin, siguiendo un sistema de gestión y planificación de las actividades preventivas y valiéndose de una organización y los medios necesarios. El artículo 14 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales es suficientemente explícito al respecto.

En virtud de este principio el empresario está obligado a adoptar todas las medidas que sean precisas para la consecución de un resultado, que es el de proteger al trabajador de los riesgos derivados de su trabajo y por lo tanto de los daños que pudieran producirse.

3.5. El tratamiento legal del acoso moral cuando el agresor es distinto del empleador o sus representantes (Mobbing).

La otra vertiente del acoso moral es la que más propiamente se llama mobbing y es la producida por la acción hostigamiento e intimidación de los propios compañeros del lugar de trabajo, sean o no pertenecientes a la misma empresa que el afectado, y que ocupan una posición jerárquica o de facto superior al agredido o víctima.

Tal y como hemos señalado anteriormente, es obligación del empresario la de prevenir el riesgo, en este caso el que supone el acoso moral, y a tal fin ha de procurar, en primer lugar, que este no llegue a producirse siguiendo para ello las políticas que considere precisas. Pero una vez producida esta situación de acoso moral o mobbing por parte de los empleados a su servicio frente a otro trabajador de su empresa debe actuar respecto a ella con los mismos principios que conducen el tratamiento de cualquier otro riesgo laboral: la necesidad de analizar o valorar el riesgo valiéndose de expertos y de adoptar las medidas que se consideren procedentes a fin de evitar un daño a la salud de los trabajadores.

3.6. Formas de intervención frente al acoso moral laboral.

A continuación vamos a analizar las distintas posibilidades de acción de las distintas instancias administrativas y judiciales ante las situaciones de acoso moral o mobbing que resulten suficientemente acreditadas.

3.6.1. Posibilidades de intervención de la inspección de trabajo frente al acoso laboral.

  • El requerimiento:

acoso laboralComo ya hemos detallado anteriormente respecto a la vulneración de los derechos de los trabajadores en la relación laboral la primera posibilidad que se ha de sondear por el Inspector es la posibilidad de resolución positiva y no traumática del conflicto si hubiera buena disposición a ello por parte de los implicados y especialmente de la empresa, que es la que ha de adoptar las medidas procedentes. En este caso el instrumento adecuado sería el requerimiento, dando un plazo al empresario o empresarios para que adopten las medidas necesarias a fin de evitar o resolver las situaciones de acoso moral.

  • El inicio del procedimiento administrativo sancionador Si además de requerir el Inspector optara por iniciar el procedimiento administrativo sancionador frente a la empresa o empresas podríamos encontrarnos ante diversos supuestos de actuación en función de los sujetos y las circunstancias:
  • Frente a la conducta de acoso del empresario o su representante Por lo ya expuesto anteriormente podríamos considerar que en los supuestos de acoso moral por el empresario o su representante se puede dar a menudo la concurrencia de dos tipos de infracción, la de carácter laboral prevista en el artículo 8.11 de la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social como infracción muy grave por atentar contra la intimidad y dignidad del trabajador, y una infracción a la normativa de prevención de riesgos laborales.
  • Frente a la conducta de pasividad del empresario ante el acoso moral realizado por un trabajador o grupo de trabajadores Ya hemos apuntado los dos posibles incumplimientos en que puede incurrir el empresario:

a) Cuando detectada o identificada la situación de acoso moral no se analizase o evaluase el riesgo con la asistencia de expertos en psicosociología la empresa incurriría en la infracción. b) Cuando una vez valorado el riesgo no se adoptan las medidas que resultan de esa evaluación se incurriría en una infracción grave prevista en el Art. 12.6 LISOS (El incumplimiento de la obligación de efectuar la planificación de la actividad preventiva que derive como necesaria de la evaluación de riesgos).

  • Frente a la falta de cooperación y coordinación para la prevención de estas situaciones cuando concurran en un mismo lugar de trabajo La aparición de situaciones más complejas, como la analizada en las sentencias de los Juzgados de los Social de Pamplona, de coincidencia en un mismo lugar o centro de trabajo de empleados de distintas empresas, saca a relucir la necesidad de cumplimentar las obligaciones de cooperación y coordinación entre los distintos empresarios para evitar situaciones de riesgo para los trabajadores de cualquiera de las empresas presentes.

3.6.2. El inicio del procedimiento especial ante las Administraciones Públicas.

mobbingEl inicio del procedimiento administrativo sancionador ordinario se torna imposible legalmente cuando afecta al ámbito de las relaciones del personal civil al servicio de las Administraciones Públicas conforme al artículo 45 LPRL. De acuerdo con el propio tenor literal de este artículo el procedimiento especial solo afecta a las relaciones entre la Administración Pública y su personal y no las relaciones de coordinación de actividades empresariales previstas en los artículos 24 y 28 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Quedan por tanto excluidas de este trato especial las conductas que atenten contra la coordinación y cooperación de actividades empresariales (Art. 24.1. LPRL) las relativas a la relación de la Administración como titular de un centro de trabajo con las empresas subcontratistas que actúen en su centro de trabajo (Art.24.2 LPRL) las relativas a la relación de la Administración con empresas subcontratistas que actúen en su centro de trabajo y sean de la propia actividad (Art. 24.3 LPRL) y las relativas a la Administración Pública con el personal contratado por empresas de trabajo temporal en las que aquella tenga la condición de empresa usuaria (Art. 28 LPRL).

3.7. Posibles acciones judiciales del afectado.

3.7.1. Ante la jurisdicción penal.

Las acciones del afectado o afectados ante la jurisdicción penal podrían ir dirigidas directamente frente al agresor, sea el propio empresario, su representante u otro trabajador, bien por coacciones, amenazas o cualquier otra variedad de conducta delictiva en que podría haber incurrido. Pero la cuestión que más nos preocupa es la posibilidad de encuadrar la conducta del empresario dentro del tipo penal descrito en el artículo 316 del Código Penal. Este precepto tipifica como conducta delictiva el no facilitar los medios necesarios para que sus trabajadores para que sus trabajadores desempeñen su actividad con las medidas de seguridad e higiene adecuadas, de forma que pongan así en peligro grave su vida, salud o integridad física. La jurisprudencia sobre este precepto es muy escasa y dado que los principios del derecho penal favorecen la interpretación restrictiva y la intervención mínima nos podemos encontrar con serios obstáculos para la aplicación de este precepto en los casos en que el empresario omita adoptar las medidas preventivas necesarias para evitar o reducir al menos el peligro de acoso moral a uno de sus trabajadores.

3.7.2. Ante la jurisdicción social.

La responsabilidad contractual frente al empleador que ha ejercido un acoso moral o ha adoptado una postura pasiva frente al mismo podría dar lugar a una acción de extinción de la relación laboral por el afectado o afectados (Art. 50.1.a) ET) y/o de resarcimiento por los daños y perjuicios ocasionados.

3.7.2. Ante la jurisdicción civil.

Ante la jurisdicción civil se podrían entablar acciones de responsabilidad extracontractual frente al agresor o el empresario de éste si es que perteneciera a empresa distinta a las del agredido (Art. 1902 y 1903 Código Civil).

3.7.3. Acciones ante la Seguridad Social.

Vamos a abordar el tema del reconocimiento del mobbing o acoso moral como causante de accidente de trabajo. Para comenzar debemos recordar que los términos y definiciones de accidente de trabajo, enfermedad profesional, accidente no laboral y enfermedad común que nos da la Ley de Prevención de Riesgos Laborales no sirven o no tienen efectos en la legislación de Seguridad Social tal y como se encarga de decirnos la disposición adicional primera de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Aspecto éste que desde hace tiempo trae importantes consecuencias como la diversificación entre accidentes de trabajo y condiciones de seguridad y salud en el trabajo. Las cifras de siniestralidad no dan un retrato exacto de las condiciones de trabajo porque no existe la correspondencia necesaria entre ambos conceptos. En la legislación de Seguridad Social, como es sabido, sólo se admite la calificación de enfermedad profesional dentro de una clasificación cerrada en la que no sólo se describe la enfermedad sino también el agente causante. Que dicha lista ha quedado obsoleta y caduca ha sido algo que se ha denunciado hasta la saciedad sin que hasta el momento se haya tomado alguna medida efectiva al respecto, todo lo más un dictamen aprobado por unanimidad en la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo. En todo caso, el artículo 115.2.e) LGSS admite que se consideren accidentes de trabajo las enfermedades que contraiga el trabajador (…) con motivo de la realización de su trabajo, siempre que se pruebe que la enfermedad tuvo por causa exclusiva la ejecución del mismo. La redacción de este artículo ha hecho conflictivo hasta el momento el reconocimiento de enfermedades como accidentes de trabajo y de momento son muy contadas las sentencias de Tribunales Superiores de Justicia que admiten los trastornos psíquicos debidos a stress, burnout y mobbing o acoso moral como accidentes de trabajo.

3.7.4 Sentencias.

acoso laboral

Merece la pena hacer una breve mención de las sentencias que conocemos hasta el momento que reconocen las enfermedades psíquicas como accidentes de trabajo:

1) La primera es una sentencia del TSJ de Murcia de 31 de julio de 1997 sobre un trabajador empleado de banca que había sufrido tres atracos en su entidad y padece un cuadro depresivo de ansiedad que no le permite reincorporarse al trabajo. El Tribunal entendió que se trataba de un accidente laboral

2) La segunda sentencia que conocemos que se pronuncie claramente sobre el stress profesional como causa de un accidente laboral es la del TSJ del País Vasco de 7.10.97. Se trata de un trabajador especialista metalúrgico que cuando se encontraba en la sección de embalaje de lavadoras sufrió una crisis nerviosa, perdiendo el conocimiento, con gran sudoración y brusca subida de tensión arterial cuya presión alcanzó el valor 20. En el centro hospitalario se hace constar la existencia de dolor precordial y se le diagnostica stress profesional sin cardiopatía orgánica. La primera sentencia de instancia rechazó que se tratase de accidente de trabajo porque el trabajador no había acreditado que hubiera sufrido lesión. Sin embargo, concluye el TSJ que ha existido un menoscabo fisiológico que incidió en el desarrollo funcional del trabajador originando su incapacidad laboral debida a stress profesional y que por tanto estamos ante un suceso que merece la calificación de accidente de trabajo.

3) La tercera es una conocida sentencia de la Sala de lo Social del TSJ del País vasco de 2.11.99 relativa a un profesor de un centro especial de trabajadores minusválidos que le habían ocasionado una situación de agotamiento psíquico o burn-out. El Tribunal constata la clara relación de causalidad, directa y exclusiva, con el medio laboral de la enfermedad por lo que estima que ha de ser calificada como accidente laboral.

4) Y por último están las sentencias de los Juzgados de lo Social de Pamplona nº1 y nº3 de 19 de febrero y 20 de marzo de 2001 respectivamente, posteriormente ratificadas por la Sala de lo Social del TSJ de Navarra referidas, por primera vez en la jurisprudencia de nuestros tribunales, al acoso moral o mobbing. La resolución judicial no es tan novedosa por sus fundamentos puesto que se basa en los mismos principios de las anteriores además de las que el propio juzgado cita en sus fundamentos de derecho. Lo que tal vez resulte más chocante son los argumentos dados por la Mutua y la empresa que
carecen de cualquier respaldo legal o incluso fáctico.

4. El acoso psicológico en el trabajo y sus relaciones psicológicas:

Cuadro ejemplo de incidencias al acoso psicológico en el trabajo y sus efectos:

En su obra el profesor Leymann señala cómo a partir de sus investigaciones se pueden constituir cinco tipos básicos de actividades de acoso con distintos efectos sobre las personas que los padecen:

1. Actividades de acoso para reducir las posibilidades de la víctima de comunicarse adecuadamente con otros, incluido el propio acosador:

  • El jefe o acosador no permite que la víctima tenga posibilidades de comunicarse.
  • Se le interrumpe continuamente cuando habla.
  • Se le impide expresarse.
  • Es objeto de avasallamiento, gritos, o insultos en voz alta.
  • Se producen ataques verbales criticando trabajos realizados.
  • Se producen críticas hacia su vida privada.
  • Se aterroriza a la víctima con llamadas telefónicas.
  • Se le amenaza verbalmente.
  • Se le amenaza por escrito.
  • Se rechaza el contacto con la víctima (evitando el contacto visual, mediante gestos de rechazo).
  • Se ignora su presencia, por ejemplo, dirigiéndose exclusivamente a terceros (como si no la vieran o existiera)

mobbing

2. Actividades de acoso para evitar que la víctima tenga la posibilidad de mantener contactos sociales:

  • No se habla nunca de la víctima.
  • No se deja dirigirse a uno.
  • Se le asigna un puesto de trabajo que le aísla de sus compañeros.
  • Se prohíbe a sus compañeros hablar con ella.
  • Se niega la presencia física de la víctima.

3. Actividades de acoso dirigidas a desacreditar a la víctima o impedirle mantener una reputación Personal o Laboral:

  • Se maldice a la víctima, se echa pestes de ella o se calumnia.
  • Se hacen circular cotilleos y rumores sobre la víctima orquestados por el gang del acosador.
  • Se hace mofa o burla de la víctima, o se ridiculiza.
  • Se atribuye a la víctima una enfermedad mental o problemas psicológicos.
  • Se intenta forzarla a someterse a un examen o dictamen psiquiátrico.
  • Se fabula o inventa una supuesta enfermedad de la víctima.
  • Se imitan sus gestos, su postura, su voz, su comportamiento, con vistas a ser ridiculizados.
  • Se le ponen motes, llamándola por ellos.
  • Se atacan sus creencias políticas o religiosas.
  • Se hace burla de sus orígenes o su nacionalidad.
  • Se hace burla de su vida privada.
  • Se le obliga a realizar un trabajo o unas tareas humillantes
  • Se monitoriza, anota, registra y consigna inequitativamente el trabajo de la víctima.
  • Se cuestionan o contestan las decisiones tomadas por la víctima.
  • Se le injuria en términos obscenos y degradantes.
  • Se acosa sexualmente a la víctima con gestos o proposiciones.

4. Actividades de acoso dirigidas a reducir la ocupación de la víctima:

  • No se asigna a la víctima trabajo alguno.
  • Se le priva de cualquier ocupación, y se vela por que no pueda encontrar tarea alguna.
  • Se le asignan tareas totalmente inútiles y / o absurdas.
  • Se le asignan tareas muy inferiores a su capacidad o competencias profesionales.
  • Se le asignan sin cesar tareas nuevas.
  • Se le obliga a ejecutar tareas humillantes.
  • Se le asignan tareas que exigen una experiencia superior a las competencias que posee, con la
    intención de desacreditarla.

5. Actividades de acoso que afectan a la salud física o psíquica de la víctima:

  • Se le obliga a realizar trabajos peligrosos o especialmente nocivos para la salud.
  • Se la amenaza físicamente.
  • Se agrade físicamente a la víctima, pero sin lesiones graves a título de advertencia.
  • Se la agrede físicamente, pero sin contenerse.
  • Se le ocasionan voluntariamente gastos con intención de perjudicarla.
  • Se ocasionan desperfectos en su centro de trabajo o en su domicilio.
  • Se agrede sexualmente a la víctima.

modalidades de mobbing

5.1. Tipos de acoso en función del origen de los ataques

De manera mayoritaria, los comportamientos de acoso tienen su origen en compañeros de trabajo o superiores jerárquicos. Tipos:

  • Acoso de otros compañeros de trabajo:

Este tipo de acoso, según Leymann, se puede producir debido a varias razones:

¨ Un grupo de trabajadores intenta forzar a otro trabajador reticente a conformarse con las normas implícitas fijadas por la mayoría. ¨ Enemistad personal o inquina de uno o varios compañeros. ¨ Un grupo de trabajadores la toma con un compañero, debido a mera falta de trabajo o aburrimiento. ¨ Se ataca a la persona más débil, enferma, minusválida o con defectos físicos, para dar cauce a la agresividad latente o la frustración. ¨ Se desencadena el ataque por las diferencias que se tienen con respecto a la víctima (extranjeros, sexo opuesto, otra raza, apariencia física distinta).

  • Acoso a un superior por parte de los subordinados.
  • Un grupo de subordinados se rebela contra el nombramiento de un responsable o jefe con el que no están de acuerdo. Le hacen la cama.
  • Un grupo de subordinados se rebela contra la parcialidad, arrogancia o autoritarismo del propio jefe, desencadenando el acoso. Estos casos, según señala Leymann, suelen ser escasos, y en ellos suele triunfar el propio jefe.
  • Acoso de un superior a un subordinado: ¨El denominador común suele ser que el jefe se prevale de manera abusiva, desmesurada y perversa de su poder. El objetivo suele ser reducir la influencia social de un subordinado en su entorno, o bien forzándolo de modo inmoral a dejar el trabajo de manera voluntaria o a solicitar la baja laboral o el cambio, eliminándolo del propio lugar de trabajo”.

4.2 Características y tendencias de las víctimas del psicoterror laboral:

Esquema de modelo octogonal del Mobbing:

acoso laboralRespecto a la afrontación del acoso laboral, la víctima de este, debe utilizar la extroyección, en lugar de la introyección de los sentimientos.

4.3. El acosado y la baja laboral:

Aunque las personas que suelen ser seleccionadas como víctimas a menudo presentan un historial de desempeño laboral sin una sola baja por enfermedad durante largos periodos de tiempo, la víctima de reiterados ataques, al resultar dañada su esfera psíquica y física, comienza a caer enferma y a estar frecuentemente de baja laboral. El acosador aprovecha esta circunstancia de manera oportunista para continuar su labor de acoso y derribo, amenazando a la víctima con que, si vuelve a tomar la baja laboral, será a su vuelta despedida o sustituida por otra persona, o se le asignará un trabajo peor. Convirtiéndose en un infernal circulo vicioso.

4.4. EL psicópata organizacional:

Entre las teorías que apuntan los diferentes autores, presenta una especial relevancia la que explica c0mo el comportamiento del hostigador obedece a la manifestación clínica de un tipo de psicópatas organizacionales no delincuentes (en sentido legal).

5. Fundamentos científicos ante la defensa del acoso laboral:

Siendo uno de los objetivos prioritarios de la defensa ante el mobbing, el control de la anomia impuesta por la nueva cultura, se sigue la orientación alemana de la Nueva Sociología de la Ley, entendida como una forma de vida social (Behlert,1990), donde aparece como causa de esta anomia el binomio indefensión-impunidad. Se retoma por ello la línea de análisis de decisiones judiciales de los procesos que sistematizó Parsons, con objeto de revisar las barreras que impiden que prosperen las peticiones de defensa.

mobbingY en este primer análisis se detecta que en los procedimientos desestimados, se han utilizado unos conceptos equívocos cuya clarificación resulta fundamental y decisiva para la correcta interpretación de los hechos. Tales equívocos son consecuencia de un desfase temporal, superior a medio siglo, entre los conocimientos utilizados en los juicios17y los que se utilizan en la tecnología de las dinámicas demandados. De modo que se está juzgando el mobbing como si un fraude en la construcción de un complejo aparato de alta tecnología, se juzgara con el modelo y los conceptos de la máquina de vapor. Sería imposible encontrar el fallo en un mecanismo que se desconoce y sancionar el daño que se provoca por un funcionamiento que no se entiende. Seguramente, el juez diría que la calidad del metal no le ofrece sospechas, que los cierres son correctos, que los tornillos están bien ajustados y otras evaluaciones desde los criterios mecánicos con los que se juzgaban las máquinas de vapor y que no tienen nada que ver con la evaluación tecnológica y el juicio que se le reclama. Y hasta podría sancionar al demandante porque él no encontraría razón para denunciar por mala ejecución un aparato de imagen tan pulida y brillante. Pues el desencuentro entre las estrategias utilizadas en el mobbing y los criterios y razones con que se está juzgando, no son de menor calibre.

Y el resultado de esta inadaptación, tanto de la legislación como de la conceptualización de los hechos, es que no se está juzgando el mobbing denunciado, sino un concepto de relaciones socio laborales que no se corresponde ni con realidad actual, ni con los hechos a juzgar, es decir, erróneo y por ello falso. Ante esta evidencia, resulta más incomprensible si cabe, la falta de receptividad de los juristas hacia los peritajes sociológicos, como lamenta Rasehorn (1978).

Se explicará en este informe el nivel pre científico con el que se está juzgando el mobbing, ignorando toda la investigación y tecnología del comportamiento desarrollada en la segunda mitad de siglo XX,19 cuando, precisamente, es su uso perverso el que hay que juzgar,20 proponiendo un doble frente: uno dirigido a las tecnologías que, según el modelo aquí propuesto, provocan el mobbing,21 para que aunque no sean directamente visibles, se deduzcan desde los indicadores y se denuncien como tales tecnologías, igual que se investiga la técnica utilizada en un robo cuando se detecta la sustracción, y se infiere de indicios y huellas. Y  la otra dirigida a la reclamación por los efectos orgánicos que haya provocado22 el stress, desde los conocimientos que le proporciona la inmunoneuroendocrinología, ciencia desarrollada precisamente desde la investigación de tales efectos, que puede identificar la causa de los problemas demandados, ayudada por las recientes técnicas que consiguen fotografiar ya las lesiones y amputaciones neuronales que provoca.

acoso laboral

Esta disciplina está demostrando como muchos trastornos somáticos y cognitivos son consecuencia del stress provocado, en su caso, por el mobbing, con lo que se obtiene la ventaja jurídica que conlleva la demostración de que los daños del mobbing pertenecen a la categoría de físicos. Con esta demostración se clarificarán denuncias que, por ignorancia, se remitían a esa tierra de nadie que es la violencia psíquica. El peritaje del especialista para determinar las causas, también puede aportar evidencias que no se reclamaban, al mantener excluidos los daños del stress provocado por el mobbing de esta categoría de violencia física. Porque, aunque el canal de recepción del golpe de stress sean ondas sensoriales, la reacción orgánica que provoca produce unas secuelas físicas mucho más perjudiciales que otros golpes que lleguen al organismo por su epidermis. Y en tanto que radiaciones y ondas de diversas energías, equivalentes a las ondas sonoras o luminosas que provocan las sensaciones, son consideradas violencia física, no hay razón para que no sea igualmente considerado el stress y por ello el mobbing que lo provoca. El decalage encontrado en los niveles de conocimientos que se utilizan en el delito y en su juicio puede ser bastante habitual en un futuro inmediato, si las tecnologías se desarrollan a una velocidad tan acelerada que impide la actualización constante de quienes tienen que juzgarlas, obligados por ello a reclamar la colaboración de técnicos para que realicen los correspondientes peritajes.

acoso organizadoCuando se da tal desnivel, entre los avanzados conocimientos de quienes provocan el problema y la ignorancia o conocimiento parcial de quienes lo denuncian y lo juzgan, se produce una falsificación de la realidad, al no corresponderse lo que se está juzgando con lo que hay que juzgar. De modo que una primera defensa es asegurar que se obtiene una explicación exacta de lo ocurrido, incluidas las técnicas empleadas, que aunque se oculten, se pueden deducir desde indicadores visibles. Porque de lo contrario se juzga sin entender, ni indagar, aquello que hay que investigar. Por ello, no se está sancionando, entre otros motivos porque los hechos reales denunciados no son los que se están juzgando, debido a lo obsoleto del modelo jurídico y de los conceptos que utiliza o de la interpretación que de él se hace, incapaces de evaluar las dinámicas que provocan el mobbing. Tampoco se puede indagar y recabar las pruebas pertinentes, porque quien juzga con criterios mecánicos un aparato electrónico, no investiga los circuitos en los que está el fallo. Y si los criterios que utiliza para probar la correcta construcción de la máquina son inadecuados o insuficientes, la indefensión es total y la impunidad está garantizada. Estamos, por tanto, ante un truco bastante habitual en la delincuencia de cuello blanco, cuando añade a la complejidad, innovación y privacidad de los actos delictivos, el ocultamiento y la falsificación, bajo apariencias que hacen mirar hacia otro lado y juzgar los hechos por aspectos que no son los que provocan el delito. El truco consiste en aprovechar las lagunas jurídicas que permite el desfase entre la tecnología y la ley (o el secuestro del conocimiento), cometiéndose el delito con las garantías de impunidad que otorga el retraso legislativo, cuando como ocurre en el mobbing, la legislación no está cumpliendo con su función de control de la problemática social.

mobbingEste desfase es menos grave en cuestiones técnicas, como el ejemplo propuesto, por la posibilidad de consultar con las patentes y recurrir al peritaje, para que las leyes científicas actualizadas establezcan si el fallo denunciado obedece a un comportamiento incorrecto. Pero queda disimulado para el no especialista en la polisemia del lenguaje con el que se definen los hechos sociales. La necesidad de exigir un juicio justo, para lo que resulta fundamental identificar los componentes aunque no visibles, predecibles desde el conocimiento de las técnicas empleadas en el mobbing. Se deduce de sus consecuencias un juicio ajustado al conocimiento que se ha utilizado para provocar el mobbing. Prácticamente eliminaría la mayor parte de las barreras que actualmente impiden su sanción, como la falta de pruebas, porque tales pruebas se deducen de la propia dinámica de los hechos. La petición de intencionalidad26 es otra consecuencia de utilizar la vía del conocimiento no científico, porque analizada la situación como un diseño experimental, la intencionalidad de provocar los efectos por quien controla los factores experimentales, es parte imprescindible. O hay intencionalidad en provocar los efectos que pretende el objetivo o no hay experimento. Luego si hubo lo segundo, necesariamente tuvo que haber lo primero. Añadiendo que no será necesario que se lleve a término el daño, sino que bastará encontrar los indicios del diseño para perseguirlo y obtener una prevención real.

Y como veremos, al ser estas tecnologías indisolubles del proceso de mobbing que hay que juzgar, toda sentencia obtenida sin tenerlas en cuenta, podría anularse por haber sido consecuencia de error o carencia de información relevante. Y lo mismo cabe decir de las excusas retóricas para mantener la impunidad del mobbing, que ante los conocimientos científicos no pueden mantenerse. Por ello, la defensa colectiva debe considerar objetivo prioritario organizar centros de documentación y medios de difusión de las fuentes, desconfiando de toda propuesta de filtros, para compensar esta gestión de la información, no ajena a la cultura del mobbing.30 Estas políticas de desinformación están permitiendo que el que aplica las tecnologías de control social avanzadas las niegue y el que las sufre las desconozca. Se añade al afectado el engaño y la indefensión, y a la sociedad la fractura de su estructura, que, al eliminar las clases técnicas medias por obra del mobbing, aparece ya tan dualizada, que la justicia no se puede administrar a un sector laboral, porque al parecer éstos ignoran qué es lo que tienen que reclamar y aquella lo que tienen que indagar. Una etapa más a incluir en la historia que nos demuestra cómo es el conocimiento, más que cualquier otro bien o capital, es el que define la magnitud de las desigualdades sociales. Pero que todavía no ha demostrado cómo ejercer el contra-control de una más equilibrada difusión de la información relevante para la población.

mobbing

6. Conclusiones.

En una sociedad tan competitiva como la actual, no es tan extraño, la aparición de manera desmesurada de este tipo de acoso. Aunque particularmente opino que el acoso laboral más cruel, es el ejercido por tus propios compañeros (mobbing).

Personalmente he sufrido tanto el mobbing como el bossing, he sufrido durante años los dos de manera desmesurada, he rememorado muchas anécdotas de un pasado no muy lejano. En mi caso han conseguido los efectos inversos, puesto que no han logrado desestabilizarme y gracias a ello he mejorado laboralmente, puesto que han cambiado las tornas, y ahora soy un superior jerárquico de aquellos que me intentaban humillar, vaciar de contenido mi puesto de trabajo, menospreciar mi labor, así como de aquellos que se inmiscuían en mi vida personal y levantaban falsos rumores y calumnias respecto a mi persona. Gracias a ello, son un funcionario de grado medio y estudiante derecho.

acoso laboralTambién es de reconocer que se pasan muy malos momentos, y que no todas las personas somos iguales, comprendo que muchos no soporten la presión y que sucumban ante tal situación.

Es un mal endémico de nuestra sociedad actual y como primera medida los, legisladores deben regular de manera específica un asunto tan común cómo el que nos atañe, no puede ser que un mundo globalizado, en la Europa de los 25, no haya una regulación específica al respecto. Como muestra de la influencia en la actualidad del acoso en trabajo adjunto Barómetro Cisneros sobre los riesgos psicosociales en la administración: Barómetro Cisneros: Riesgos Psicosociales en la Administración

Bibliografía:

  • Leymann, Heinz, Mobbing. La persecution au travail. Ed. Du Seuil. Paris 1996. Esta obra es una fuente imprescindible a la hora de abordar el acoso laboral. Leymann es uno de los primeros investigadores y nos facilita respuestas a las innumerables preguntas que nos hacemos.
  • Piñuel y Zabala, Iñaki, Mobbing. Como sobrevivir al acoso psicológico en el trabajo. Ed. Sal Térrea. Santander 2.001. Como ya he mencionado que la fuente inspiradora de mi trabajo, ha sido la obra de Leymann, esta obra ha sido un complemento esencial a la obra anterior, puesto qua añade esquemas funcionales explicativos, los cuales, alguno he añadido.
  • http://www.lexjuridica.com. Desde esta página de internet tuve acceso a los diversos aspectos jurídicos del acoso laboral y sus posibles acciones. Está muy bien estructurada y de fácil comprensión.
  • http://www.ugt.es y http://www.ccoo.es. Para conocer el punto de vista de los agentes sociales en este asunto tan espinoso. Desde estas páginas tienes acceso a casos reales y a asociaciones de afectados por el acoso laboral.

Descargar / Download / Leer Documento completo original: Acoso psicológico laboral

acoso psicológico en el trabajo

ENLACES RELACIONADOS

1. Síndrome de Acoso Institucional
2. VÍCTIMA Y VICTIMARIO: Dos caras de una misma violencia
3. Psicoterrorismo
4. SUICIDIO INDUCIDO POR PSICOTERRORISMO “Asesinato Suplicio”
5. TESTIMONIO de un presunto Suicidio Inducido por Acoso Laboral “Mobbing”
6. Todo Sobre el MOBBING
7. ACOSO ORGANIZADO “Tortura psicológica, Psicoterrorismo, Control mental”
8. Jokin, una voz que se extinguió
9. Psicoterrorismo
10. ¿Daño Moral, Daño Psíquico, Daño Psicológico o Daño Emocional?
11. El Chivo Expiatorio y la Sombra Colectiva
12. Asesinato por Tortura Psicológica
13. Delitos Contra la Integridad Moral en el Código Penal Español “Vejaciones”
14. Humillación Pública
15. humillación Pública (Colgar el Sambenito)
16. El efecto Chivo Expiatorio
17. Linchamiento Moral
18. Hacer Luz de Gas
19. Los Orígenes Psicológicos de la Maldad Grupal en las FF.AA y de Orden
20. De los Hipócritas será el reino de los cielos
21. ACOSO LABORAL de la Generalitat de Cataluña a un profesor que da sus clases en Español

VIDEOS

acoso laboral