ACOSO ORGANIZADO EN CATALUÑA “Testimonio Denuncia”

© 27 de marzo del año 2015; Barcelona; Catalonia; SPAIN

CATALONIAN GAN STALKINGDebido a que mis victimarios han convertido este asunto en un espectáculo público vergonzoso e inmoral “Según parece para ellos socialmente muy edificante“, y ante la impotencia de poder rebatir sus acusaciones para poder defenderme de ellas ante la opinión pública, he creado este BLOG DENUNCIA ejerciendo mi legítimo derecho a la libertad de expresión con la única intención de dar a conocer a la sociedad la verdadera realidad que estoy viviendo tanto yo como otras muchas víctimas de esta lacra del siglo XXI “El Acoso Organizado y el Psicoterrorismo“.


Este artículo no pretende ser otra cosa más que el testimonio de una presunta víctima. No traten de encontrar en él algo distinto que no sea la necesidad y el deber de todo ser humano sometido contra su voluntad a una larga lista de abusos e inhumanidades cometidos por un gobierno déspota e inmoral, de luchar por denunciar y poner fin a su situación. Disculpen las posibles erratas de este documento y el pobre estilo literario del mismo. Gracias por su tiempo y por su atención.

Resulta surrealista que en un país supuestamente libre y democrático, desde hace más de 13 años venga sufriendo a plena luz del día el acoso inhumano del fanatismo NAZIonalista más cínico, déspota e inmoral que existe en este país, el NAZIonalismo catalán. Ustedes se preguntarán ¿por qué? simplemente por hacer uso de mi legítimo derecho a la libertad de expresión y denunciar ante una importante asociación pro derechos humanos a los máximos responsables de las sofisticadas torturas psicológicas y los tratos inhumanos, humillantes y degradantes que desde el año 2004 he tenido que soportar por parte del gobierno NAZIonalista-Separatista de la Generalitat de Cataluña.

Las torturas psicológicas pretendían volverme inestable psicológicamente para que acabase con un falso diagnóstico de enfermedad mental y poder así desacreditarme, incapacitarme y aislarme completamente tanto social como familiarmente. Una trampa, en la que incluso se llegó a atentar contra mi propia integridad psíquica¹ mediante el empleo de presuntas sustancias psicóticas o psicotrópicas administradas sin mi conocimiento ni consentimiento, tendida por los servicios secretos del corrupto régimen NAZIonalista catalán y en la que participaron dos de los socios² de nuestra ya desaparecida empresa, les sirvió para intentar justificar lo injustificable, La tortura”.

¹. Heinz Leymann quien desarrolló una importante investigación en cuanto al tema del Psicoterrorismo, de manera clara señala que uno de los puntos nodales de un proceso de violencia perversa es que el grupo agresor pretenda estigmatizar a la persona comoloca”, en ello coinciden todos, todas las personas que han estudiado este fenómeno. Ese es uno de los elementos fundamentales para determinar cuándo se está siendo víctima de Psicoterrorismo.

². Dos de los cuáles incluso participaron activamente, y de los que se han servido entre otras cosas para obtener todo tipo información personal y poder hostigarme así permanentemente, prepararme todo tipo de trampas, montajes “street theater”, ardides y sabotajes, para entre otras cosas pisotear mi dignidad humana trasmitiendo una imagen deformada y distorsionada de mi persona y para mantenerme permanentemente bajo un estricto “Control Mental¹” «basado en un control absoluto de la información que recibe y procesa la víctima» por lo que han conseguido manipularme, engañarme como han querido durante años y tenerme completamente a su merced.

¹. Mis ilusiones, mis peores temores y angustias, mis proyectos e ilusiones, cuáles eran los pensamientos que ocupaban el día a día de mi vida cotidiana, mi estado de ánimo en cada momento, todas las comunicaciones que mantenía, si me duchaba cada día…, en fin, todo, absolutamente TODO era vigilado, supervisado y analizado y finalmente utilizado sin ningún tipo de escrúpulo para destruirme íntegramente.

Para que Uds. se hagan una ligera idea de la inhumana situación en la que actualmente me encuentro, es preciso explicar que los servicios secretos del corrupto Régimen NAZIonalista catalán, llevan más de 13 años vigilándome¹, espiándome, Inclusive mi vida privada cotidiana en mi propio domicilio, interceptando todas mis comunicaciones Teléfono, móvil e Internet e incluso gravando las conversaciones privadas de mi vida cotidiana en mi propio domicilio, y lo que es peor filtrándolas a la opinión pública a su discreción, naturalmente solo las que ellos consideran oportunas y se ajustan a su versión de los hechos y de la imagen que han pretendido transmitir de mí con intención de estigmatizarme y aislarme socialmente por completo, confundir a la opinión pública, pisotear mi dignidad como ser humano y finalmentecastigarmey denigrarme públicamente con intención de causar el máximo sufrimiento psicológico, moral y emocional y el máximo aislamiento social posible.

Servicios espionaje¹. El año 2002 (Hace 13 años) llegaron unos nuevos vecinos al tercer piso de mi edificio, que resultaron ser agentes encubiertos de los servicios secretos del Régimen NAZIonalista catalán “es un hecho bien conocido en la ciudad e incluso fuera de ella”. Para que se hagan una idea de cuál era la situación, es preciso decir que yo vivo en el segundo piso y estos dos presuntos “funcionarios del estado” que pretendían pasar como unos simples vecinos más, viven justo al lado “pared con pared“. ¿Saben Uds. la presión psicológica que supone para un ser humano sospechar o saber que está siendo vigilado permanentemente las 24 horas del día durante tantos años? ¿Pueden Uds. siquiera poder imaginar lo que se siente teniendo y escuchando encima de ti a estos dos “verdugos” que se pasan la vida vigilando, analizando e incluso grabando tu vida privada cotidiana mientras eres sometido una otra vez a todo tipo de abusos y tratos inhumanos, humillantes y degradantes para poder así estudiar la mejor forma de destruirte a todos los niveles, tanto psicológica como moral o incluso emocionalmente a los ojos de los demás? Si creen que estar permanentemente vigilado o con la sospecha de estarlo en tu propio domicilio y durante más de 13 años de tu vida no es inhumano, les sugiero que lo prueben en su propia carne. Estar vigilado en tu propio domicilio y carecer por completo de intimidad durante más 13 años, indudablemente provoca seríos traumas psicológicosSupongo que esto es algo incuestionable para cualquier psicólogo“.

Estos individuos que desde sus oscuras atalayas proporcionadas por el estado se sientan tranquilamente a observar cómo van destruyendo poco a poco a un ser humano, y a disfrutar de su pútrido espectáculo, son seres atormentados y acobardados por su propia mediocridad, que atacan a sus víctimas de una manera indignamente cobarde.

Lo que en realidad están vigilando y grabando para después terminar filtrándo “a su gusto” lo que a ellos les convenga a la opinión pública con la perversa intención de Denigrar, “castigar públicamente¹, y torturar psicológicamente², en una suerte de espectáculo punitivo público con el que pretenden impedir que pueda denunciar ante la justicia y continuar desestabilizándome psicológicamente de manera que mi conducta y mi comportamiento se ajusten al perfil que han pretendido transmitir de mí, es la vida privada cotidiana de una persona con un delicado estado de salud como consecuencia de los largos años de acoso y sometimiento a una larga lista de aberraciones, abusos y tratos inhumanos, humillantes y degradantes, una auténtica Tortura a la que el corrupto gobierno autónomo de la Generalitat de Cataluña con la connivencia por acción, omisión o aquiescencia del poder establecido me ha sometido, con el agravante del aprovechamiento sin ningún tipo de escrúpulo de mi delicado estado de salud.

¹Emulando los ajusticiamientos populares del siglo XIX, la sociedad tiene que comprobar como aquel que delinque, desafía o transgrede las normas establecidas luego sufre. Esta concepción, basada en la idea de la venganza, ha estado vigente en nuestro país hasta la entrada en vigor de la Ley Orgánica de 1982 para la Reforma Urgente del Código Penal. La idea del castigo estuvo presente en el Código Penal de 1944, vigente hasta 1982, a pesar de las reformas de 1963, 1973 y siguientes.

En el año 1978 la promulgación de la Constitución Española despeja cualquier duda, así, se establece, que la finalidad de la pena no es otra que la rehabilitación del ciudadano, su reinserción social, esto que se ha dado en llamar por algún sector de la doctrina “la asunción de valores sociales”, la interiorización del comportamiento adecuado para vivir en sociedad.

En consecuencia no podemos entender la finalidad de la pena sino entendiendo a esta inmersa dentro de un Estado que se hace llamar social y democrático de Derecho, esto es, un Estado en el que la Ley está por encima de todos y de todo; la pena, así entendida, no puede tener finalidad distinta a la descrita en el texto constitucional: propiciar que el ciudadano asuma una serie de valores elementales para la convivencia social en democracia.

².la Humillación Pública o privada con la finalidad de castigar o sin ella también es una tortura“. Multitud de expertos en la materia coinciden en que una de las técnicas de persuasión coercitiva más dañinas y devastadoras psicológicamente hablando que existen son las Humillaciones o Castigos PúblicosCombinación de humillaciones y o penitencias realizadas frente a un público que observa impotente, sin poder decir nada y sin la capacidad para emitir un juicio propio. Al sujeto castigado se le pisotea su dignidad como persona humana; sus afectos y sentimientos son objeto de mofa y ridículo“. Las Penitencias o Sacrificios si los hubiere pueden ser impuestos.

Organizaciones Defensoras de los Derechos Humanos en el mundo, consideran la humillación como una cruel forma de tortura pasiva que viola los derechos humanos. Por lo visto es una práctica que el gobierno NAZIonalista de la Generalitat de Cataluña practica ilegalmente a su antojo.

Según la definición de Tortura que se ha recogido en el Artículo 174 del TITULO VII del actual Código Penal aprobado con la Ley Orgánica 10/1995 del 13 de noviembre, del Código Penal:

«Comete tortura la autoridad o funcionario público que, abusando de su cargo, y con el fin de obtener una confesión o información de cualquier persona o de castigarla por cualquier hecho que haya cometido o se sospeche que ha cometido, o por cualquier razón basada en algún tipo de discriminación, la sometiere a condiciones o procedimientos que por su naturaleza, duración u otras circunstancias, le supongan sufrimientos físicos o mentales, la supresión o disminución de sus facultades de conocimiento, discernimiento o decisión o que, de cualquier otro modo, atenten contra su integridad moral. El culpable de tortura será castigado con la pena de prisión de dos a seis años si el atentado fuera grave, y de prisión de uno a tres años si no lo es. Además de las penas señaladas se impondrá, en todo caso, la pena de inhabilitación absoluta de ocho a 12 años»

O la definición recogida en el art. 175 del mismo título y código:

«La autoridad o funcionario público que, abusando de su cargo y fuera de los casos comprendidos en el artículo anterior, atentare contra la integridad moral de una persona será castigado con la pena de prisión de dos a cuatro años si el atentado fuera grave, y de prisión de seis meses a dos años si no lo es. Se impondrá, en todo caso, al autor, además de las penas señaladas, la de inhabilitación especial para empleo o cargo público de dos a cuatro años»

Como decía, según esa misma definición de Tortura resulta evidente para cualquiera que conozca la verdadera realidad de los inhumanos hechos ocurridos en junio del año 2004 en la ciudad donde he vivido durante más de 4 décadas (Un linchamiento moral y psicológico (organizado desde su ayuntamiento y con el apoyo del gobierno de la Generalitat de cataluña) y que no tema ser políticamente incorrecto, “cosa harto difícil después de ver lo que están haciendo conmigo” presuntamente organizados desde el propio ayuntamiento de la ciudad y la propia consejería de interior de la Generalitat de Cataluña del año 2002-4 por la señora consejera de interior que casualmente dos años antes fue alcaldesa de la misma ciudad¹, resulta evidente que durante al menos los últimos trece años he sido sometido a Torturas y o Tratos Inhumanos, Humillantes y Degradantes por el gobierno autónomo de la Generalitat de Cataluña, que ha vulnerado gravemente algunos de mis derechos fundamentales más básicos y de los compromisos jurídicos adquiridos con la comunidad internacional. Y esto es únicamente una opinión personal sin ninguna validez jurídica o legal”.  Y todo ello ante la mirada atónita e incrédula de no pocos de mis conciudadanos.

¹. Esta señora también fue acusada hace años de acosar en prisión a un conocido preso anarquista catalán que ha mantenido toda su vida una lucha contra un sistema corrupto e inhumano; “AMADEU CASELLAS“. Más información, en el siguiente enlace: Amadeu Casellas: LLibertat!

Llegados a este punto se hace necesario recordar al lector, que el estado de derecho de este país garantiza a todos-as los presuntos-as responsables de los presuntos hechos punibles que describo en el presente testimonio, su inocencia hasta que no se demuestre lo contrario ante un tribunal. El mismo Principio de Presunción de Inocencia que la consejería de interior del gobierno autónomo de la Generalitat de Cataluña desde el año 2003 y muy especialmente en junio del año 2004 y al más puro estilo de los gobiernos más autoritarios de la historia, ha ignorado conmigo por real decreto, ignorando principios jurídicos tan fundamentales como el principio de Presunción de Inocencia que acabo de mencionar o el de la Tutela Judicial Efectiva.

La definición de tortura del Código Penal no se adecúa al derecho internacional

El artículo final de la ley, el 177, señala que: Si en los delitos descritos en los artículos precedentes, además del atentado a la integridad moral, se produjere lesión o daño a la vida, integridad física, salud, libertad sexual o bienes de la víctima o de un tercero, se castigarán los hechos separadamente con la pena que les corresponda por los delitos o faltas cometidos, excepto cuando aquél que ya se halle especialmente castigado por la ley.

El Comité contra la Tortura en sus observaciones finales relativas a España (2009) recomendó incluir algunas modificaciones en la ley: Que el acto de Tortura también puede ser cometido por «otra persona en el ejercicio de funciones públicas» y que la finalidad de la Tortura pueda ser «intimidar o coaccionar a esa persona o a otras». El Comité también alentó a España a «castigar todos los actos de tortura con penas adecuadas en las que se tenga en cuenta su gravedad» y «a asegurar que en todos los casos se consideren de carácter grave todos los actos de tortura, dado que ello atañe indisoluble e intrínsecamente al concepto mismo de Tortura» (doc. CAT/C/ESP/CO/5, párrs. 7 y 8).

ES importante señalar que España tiene un compromiso jurídico de índole internacional, a través de su ratificación de la Convención de Naciones Unidas contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes de 1984 (CNUT), para tipificar y perseguir efectivamente estos actos [Véanse artículos 4, 12 y 16 CNUT].

Como señala Naciones Unidas, hoy en día la Tortura no se ha erradicado en el mundo, sino que sus métodos se han perfeccionado «Desgraciadamente, estos se han vuelto mucho más sutiles; hoy, las personas son torturadas a millares y de una forma tan sofisticada que casi ni nos percatamos de que se trata efectivamente de Tortura, sea cual sea el ropaje del cual se vista».

Si en España y más concretamente en Cataluña los Servicios Secretos se dedican a hacer públicas las conversaciones de las grabaciones que obtienen en sus operativos con la perversa e inhumana intención de castigar, denigrar y difamar públicamente para satisfacer su bajeza moral, sus ansias de venganza, de poder, la soberbia o el orgullo del fanatismo más irracional que puede existir “El que lleva a torturar seres humanos“, existe un grave problema en este país. ¿Es que acaso se pretenden resucitar y actualizar ciertos inhumanos espectáculos punitivos utilizados hace siglos por La Inquisición?

Catalonia-Gang-Stalking¿Pueden Uds. hacer un ejercicio de empatía e imaginar lo que afecta psicológicamente a un ser humano algo tan terrible como carecer por completo de intimidad violando impunemente sus derechos humanos más básicos durante más de 13 años?

Ustedes se preguntarán: Para que los servicios secretos del Régimen NAZIonalista catalán le dispense semejante tratamiento ¿Ud. debe ser un peligroso miembro de la “Yihad Islámica“? ¿Un poderoso traficante de armas? o ¿Un escurridizo espía de la contra inteligencia internacional? Pues nada de eso, si ustedes están sorprendidos, más lo estaba yo cuando lo descubrí, y no podía dar crédito, ya que por no tener ni siquiera tengo antecedentes penales, “Puedo presentar el certificado de penales para dar fe de ello” ni mucho menos he pisado nunca una prisión como reo de una condena firme ni tampoco como preso preventivo, “tienen un buen surtido donde elegir, pero qué casualidad me han elegido a mí, que cómo he dicho antes, nunca he pisado una prisión y no he hecho nada que no hayan hecho miles de jóvenes pertenecientes a uno de los sectores más desfavorecidos por esta sociedad.  Para justificarlo fui y sigo siendo víctima de la difusión de todo tipo de falacias¹ sobre mi persona y de una “trampa diabólica” en la que intervinieron incluso algunos miembros de nuestra propia empresa, que se han aprovechado sin ningún tipo de escrúpulo de mi delicado estado de salud y de mi lógica confianza. La trampa consistía en un plan de Multi acoso por parte de ciertos sectores nacionalistas catalanes radicales, que utilizando todo su poder político económico y social, incluía brutales campañas de acoso familiar, promoción al odio, asignación arbitraría de Identidad Negativa, Acoso Organizado y Psicoterrorismo² que se han ido incrementando en intensidad desde el año 2004 a medida que tozudamente me empecinada una y otra vez hasta la saciedad Incluso a gritos pues tal era mi frustración y mi impotenciaen denunciar a los máximos responsables de esta persecución inhumana que ha tratado de maquillarse ante la opinión pública invocando la colaboración ciudadana en nombre de un supuesto acto “humanitario” de manera que parezca que lo que en realidad estoy sufriendo es un simpleacoso familiar“.

¹. Para difundir ese tipo de chismes y rumores entre la población, los grupos en el poder forman un entramado de dominación ideológica, inculcando una representación falseada de la realidad, de los fenómenos del pensamiento, la sociedad y la naturaleza; induciendo a los receptores a creer que actúan según sus propias ideas, cuando estas fueron impuestas por un grupo reducido (el grupo calumniador que difunde la información difamatoria), utilizando para ello todos los medios de manipulación a su alcance. Estos chismes, rumores, que en realidad se encuentran plagados de información falsa, engañosa, distorsionada, es reforzada por cada uno de los aparatos ideológicos, con la intención de que la población las asimile a fuerza de repetición.

De esa manera, se forma, con objetivos represivos, una maquinaria perversa de manipulación, que provoca los prejuicios y odios, los ahonda, deforma la realidad y sugestiona el pensamiento de los seres humanos con ideas preconcebidas que responden a los intereses del grupo manipulador, este, primero armará mezquinas campañas propagandísticas basadas en información falsa, en la imposición de interpretaciones de hechos, en la difusión repetitiva de información cancerosa y el ocultamiento de datos y hechos; en esas campañas abundan el adjetivo injurioso y la descalificación categórica y simplista, una vez que el mecanismo de manipulación cobra efecto en la población, inducen en ella opiniones y conductasindividuales y colectivas—, estereotipos, actitudes, veredictos, sentencias, hábitos, costumbres, esquemas y normas sociales. Marina Parés Soliva clarifica las intenciones de grupos de poder para utilizar el psicoterrorismo, mediático de la siguiente manera:

Adentrarse en el fenómeno del acoso mediático implica analizar las prácticas perversas que utiliza un sujeto para librarse de un opositor a través de crear una conciencia colectiva que apoye y consienta atropellos. No cabe duda que con la implantación de las nuevas tecnologías de la información, los medios de comunicación de masas están en un cruce, habrá que ver qué camino siguen si el de la información veraz y contrastada o el de la información tendenciosa encaminada a legitimar grupos opresivos. (Pares:2010)

Estos grupos opresivos han utilizado en diversos momentos históricos un tipo de psicoterrorismo que por sus características ha sido llamado stalking, que implica la utilización de la ciencia y la tecnología para atentar contra el respeto a la vida privada y la protección de la persona humana y su integridad física y mental. Existen pruebas fehacientes de que desde hace por lo menos 50 años, se han ido perfeccionando los brutales mecanismos de control mental de la población creados por los nazis y que gobiernos han impulsado el desarrollo de esas investigaciones para fines represivos.

La Cruz Roja Internacional y otros organismos de Derechos Humanos nacionales e internacionales, han recibido denuncias, sobre todo en países en conflicto social, en donde el grupo instigador del acoso (generalmente la dirigencia de algún grupo enquistado en el poder, o el Estado en su conjunto) y el gang del acoso —incluso han llegado a manipular a grandes grupos sociales para convertirse en acosadores y perpetrar ellos, ellas, el asesinato—, han llevado la tortura a casos extremos de psicoterrorismo en donde son utilizados aparatos de alta tecnología para realizar acciones de espionaje, persecución y tortura. Las campañas de odio promovidas por esos poderes económico-políticos se fundamentan en el concepto de identidad negativa:

Erikson afirma que en períodos de crisis colectivas, los líderes pueden orientar las rabias y frustraciones que afectan a las mayorías, contra los sujetos a quiénes se atribuye ser portadores de esa identidad negativa, justificando esa atribución mediante determinadas doctrinas y dogmas. Esa identidad negativa fue la justificación de la violencia y del exterminio ejercido contra los judíos en el régimen nazi. El concepto de identidad negativa de Erikson contribuye a explicar por qué han sido perseguidos grupos específicos. Ha sido aplicado a los judíos, los comunistas, los negros, los indígenas, los colonizados, los rebeldes, los revolucionarios, los subversivos, el enemigo, los otros… (Lira:1991:25-26).

Organized Gang Stalking². El Psicoterrorismo es una violencia ejercida en grupo, en tumulto, es un linchamiento, el instigador-a principal utiliza una técnica psicológica empleada por los regímenes corruptos y autoritarios, para lograr el apoyo directo o indirecto del entorno social de la víctima: La asignación de una Identidad Negativa, esta identidad negativa asignada arbitrariamente a la persona señalada como objetivo a destruir, se difunde a partir de chismes y rumores, al utilizar como estrategia la rumorología -uso sistemático del rumor- la víctima se encuentra en imposibilidad de defenderse, además el agresor-a logra el anonimismo y que se convierta el ataque en envolvente. 

El instigador/a mediante diversas técnicas de manipulación psicológica, se auto asigna como abanderado de una “noble causa” y suma a esa “noble causa” a otras personas que colaborarán activamente en la tortura cotidiana de la víctima, la especialista Parès Soliva explica con claridad que no existe tal “noble causa” en el grupo torturador, su accionar se reduce a la destrucción de manera indignamente cobarde de un ser humano. Bajo la auto asignación de ser abanderados de una “noble causa“, los Nazis torturaron y asesinaron a millones de personas durante el holocausto; bajo la auto asignación de luchar por una “buena causa” Augusto Pinochet desapareció, asesinó y torturó a más de 40000 personas durante su dictadura. En todos estos regímenes dictatoriales que cobraron la vida de miles de víctimas, la asignación arbitraria y sistemática de la identidad negativa a quienes se oponían al autoritarismo de sus gobiernos, fue una constante y una estrategia de exterminio.

Se practica acosando grupalmente de tal manera que la víctima “estigmatizada” no pueda defenderse, que no pueda hablar o que su palabra ya no tenga ningún valor. La indefensión de la víctima proviene de la pasividad de los testigos de la violencia, que permiten la destrucción de otro ser humano de manera indignamente cobarde. (Parés:2005)

El Psicoterrorismo en todos los casos se presenta como una sistemática campaña de tortura psicológica que no deja huellas en el exterior, lo que es evidente mientras se desarrolla el proceso, es el deterioro de la salud física y las afectaciones psicológicas en la víctima, sus allegados no logran comprender en toda su magnitud el ataque que está sufriendo, sólo ven su salud mermada, presenta cuadros de ansiedad y depresión, incluso puede llegar al suicidio, y, en tal caso, no es que la víctima quiera perder la vida, lo que realmente desea es sustraerse del sufrimiento que provoca el psicoterror. Marina Parés Soliva, plantea que durante el proceso de acoso moral, que puede durar incluso años, se sucederán una serie casi interminable de acusaciones calumniosas en contra de la víctima con la intención de provocarle una extrema tortura emocional.

CITA J. BUCAYEl especialista Iñaki Piñuel y Zavala señala con precisión: “Los agresores nunca se reconocerán como tales, dicen que la víctima está haciéndolo mal y suelen intentar presentar el efecto que causa su acoso como el origen del problema. Se desestabiliza a la víctima y luego se dice que es desequilibrada.”(Piñuel:sf). Heinz Leymann quien desarrollo una importante investigación en cuanto al tema del Psicoterrorismo, de manera clara señala que uno de los puntos nodales de un proceso de violencia perversa es que el grupo agresor pretenda estigmatizar a la persona comoloca”, en ello coinciden todos, todas las personas que han estudiado este fenómeno. Ese es uno de los elementos fundamentales para determinar cuándo se está siendo víctima de Psicoterrorismo.

El aislamiento y la estigmatización no es un hecho que se desarrolle de un momento para otro, por el contrario, conlleva un proceso de preparación y estigmatización, incluso, por años de la víctima señalada como objetivo a destruir, la promoción permanente del odio mediante la asignación arbitraria de una identidad negativa a las víctimas y finalmente, su asesinato, es el objetivo final. En ello, los Psicoterroristas —instigadores y cómplices— se auto-adjudican una supuesta superioridad que les permite el uso arbitrario de la violencia.

La parte fundamental de la tortura psicoterrorista es que los agresores y agresoras la realizan de manera soterrada, cobardemente, niegan la agresión, quieren que la persona se suicide para que ellos queden en la impunidad, y para que todos los chismes, intrigas, rumores y calumnias que levantaron durante el tiempo que duró la agresión sean impuestas a toda costa. Quieren que las víctimas no hablemos, que dejemos que nos destruyan poco a poco, mientras ellos, ellas, quedan en la impunidad.

Mónica C. Belaza describe la tortura que duró más de un año para Jokin: Para quienes no han vivido un proceso de psicoterrorismo, quizá les parezca exagerada la comparación de Marie-France Hirigoyen, con la que coincido plenamente, acerca de que las afectaciones por un proceso de guerra y la violencia perversa son idénticas. Solo hace falta conocer el caso del niño Jokin Ceberio para darnos cuenta que él fue víctima de cada uno de esos actos, que incluso, en tiempos de guerra están prohibidos, la ONU ha declarado que es inadmisible cometerlos en contra de personas que participan como combatientes en conflictos armados, y él, Jokin, fue víctima de ellos, en un proceso de psicoterrorismo que lo llevó al suicidio, una agresión de bullying que se trasladó a toda su comunidad y le impidió el disfrute de derechos civiles, políticos, sociales, culturales, etc., hizo que sus agresores y agresoras se convirtieran en equivalentes a criminales de guerra; y él, al igual que otras víctimas de psicoterrorismo, sufrió en su comunidad torturas y agresiones considerados por la humanidad como crímenes de guerra, agresión bestial que lo indujo al suicidio.

El psicoterrorismo se ha extendido por acción, omisión y aquiescencia de los gobiernos y organizaciones con poder político de corte autoritario, en otro tipo de organizaciones incluso no gubernamentales que promueven privilegios de ciertos miembros y, en los hechos, también practican el autoritarismo en su estructura interior; en empresas, familias, escuelas y universidades, en fin, en todos los ámbitos en dónde se relacionan los seres humanos, hasta convertirse en un genocidio silencioso, de acuerdo con datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) tan sólo en Finlandia, Reino Unido, Países Bajos, Suecia, Bélgica, Portugal, Italia y España, 13 millones de personas fueron víctimas en el año 2008.

El Psicoterrorismo es Tortura, un crimen de Lesa Humanidad cuando se ejecuta contra un grupo social o colectividad. Ni siquiera las convenciones internacionales permiten su práctica en tiempo de guerra entre combatientes no civiles. Cada suicidio por Psicoterrorismo implica un homicidio, una ejecución extrajudicial, pero en conjunto significan un genocidio silencioso.

Me acusan de ser un poco menos que una especie de peligro para la seguridad y de ofender gravemente al pueblo catalán por criticar abiertamente sus tesis NAZIonalistas y despóticas.

Que quede meridianamente claro en el presente testimonio, que de lo único que me pueden acusar ante su propia conciencia es de defenderme, ejercer mi derecho a la libertad de expresión e intentar denunciar a los máximos responsables de los graves abusos, irregularidades y auténticas atrocidades de las que he sido víctima.

En concordancia con las declaraciones internacionales de derechos, el artículo 15 de la constitución proclama la prohibición de las penas o tratos inhumanos humillantes o degradantes, predeterminando la nulidad constitucional de toda actividad de los poderes del estado -legislativo, ejecutivo o judicial- que contraríe los valores de humanidad y de dignidad de la persona que protege el principio constitucional. Según parece el gobierno Autónomo de la Generalitat de Cataluña no está de acuerdo con este principio constitucional, o al menos no para todo el mundo.

Humillación

La Humillación ¿Cómo afecta al Ser Humano?

Se considera humillación toda acción que denigre a la dignidad humana. Como he dicho antes organizaciones defensoras de derechos humanos en el mundo, consideran la humillación como una cruel forma de tortura pasiva que viola los derechos humanos. Habitualmente se pueden leer noticias sobre la humillación a una persona.

Humillación viene de la palabra latina humus (tierra). Durante el tiempo dominado por la ética vertical del valor humano, el significado del verbo humillar aplicado a los hombres –bajar, poner en el suelo– ha carecido de las connotaciones negativas que tiene actualmente. Pero la ética cambió o, mejor dicho, está cambiando. Ese cambio ha traído consigo un nuevo principio moral fundamental: la igualdad en dignidad y derechos de todos los seres humanos, independientemente de las diferencias que existan entre nosotros.

Durante milenios los hombres han asumido que inclinarse humildemente, humillarse, ante el amo o señor era una respuesta lógica al orden natural de las cosas, que implicaba, entre otras cuestiones, la existencia de personas de mayor valía que otras. Y si uno no se humillaba voluntariamente ante quien estaba por encima en la jerarquía del valor moral, era lógico y normal que fuera el señor por la fuerza quien pusiera a cada cual en el sitio que supuestamente le correspondía. Nada había de humillante, tal como entendemos actualmente el término, en el hecho de ser dominado, subyugado o degradado por la fuerza en un mundo en el que se asumía con naturalidad que los seres humanos no éramos iguales en dignidad y derechos. Durante milenios humillar era una obligación de los señores y humillarse ante ellos una consecuencia natural del orden divino.
.
La sociedad como ya he señalado antes, tenía que comprobar como aquel que delinque, desafía o transgrede las normas establecidas luego sufre. Esta concepción, basada en la idea de la venganza, ha estado vigente en nuestro país hasta la entrada en vigor de la Ley Orgánica de 1982 para la Reforma Urgente del Código Penal. La idea del castigo estuvo presente en el Código Penal de 1944, vigente hasta 1982, a pesar de las reformas de 1963, 1973 y siguientes.
.
Por desgracia es un hecho para todo aquel que sepa dónde mirar, que en la actualidad existen ciertas estructuras de poder impenetrables que pretenden volver o perpetuar la antigua época dorada de la ética vertical del valor humano, en la que “siervos y señores” conformaban el núcleo de central la sociedad. La sociedad actual debería comenzar a ser consciente de esta aunque difusa y solapada, innegable realidad y darse cuenta de quienes són estos “simpáticos” NAZIonalistas catalanes que se presentan a sí mismos como adalides de la libertad.
.
En el nuevo contexto político y moral de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la humillación se define como la denigración forzada de una persona o grupo mediante un proceso de subyugación que daña su dignidad; ser humillado significa ser puesto en una situación devaluada en contra del interés propio; y humillar es violar la expectativa que toda persona debería tener de que los derechos humanos básicos sean respetados.
.
Para una sociedad democrática que tenga como máximo ideal un mundo libre de siervos y señores, el fin de los espectáculos punitivos populares debería ser considerado un gran avance social, el contener la ira popular que se desborda y encuentra en el paroxismo del castigo público satisfacción a sus instintos más primarios a supuesto uno de los mayores pasos que ha dado la humanidad en su evolución social. Pero según parece en este país no todos los políticos están de acuerdo
.
gang stalkingSi lo que he explicado hasta ahora les parece una locura imposible en pleno siglo XXI y en la Cataluña de hoy, para entender en toda su magnitud la iniquidad de esta barbarie, es preciso tener en cuenta que los hechos relatados solo han sido una pequeña exposición de la larga lista de abusos, aberraciones e inhumanidades a las que he sido sometido durante al menos los últimos 13 años de mi vida consideradas por la ONU y o muchas organizaciones defensoras de los Derechos Humanos como tratos inhumanos, humillantes y degradantes o incluso Tortura. No han sido una serie de actos desconectados y sin guardar ninguna relación ni sentido entre sí, sino que en su conjunto formaban parte de la meticulosa y calculada planificación de un implacable programa de Multiacoso Organizado “Organized Gang Stalking” y Psicoterrorismo, que tenía y sigue teniendo como objetivo final causar la máxima angustia y el máximo sufrimiento psicológico, moral y emocional posible con el fin de Torturar  a un ser humano de manera indignamente cobarde hasta provocar su auto eliminación. Es un fenómeno bien estudiado y conocido por muchos especialistas en la materia.
.
También es importante resaltar que antes del otoño del año 2003 nunca hice crítica alguna sobre el movimiento nacionalista catalán, ni tampoco acusaciones de ningún tipo, fue a partir de aquel año, y debido a la persecución, la tortura y a las aberraciones a las que me sometieron «Entre las cuales figuraban la aplicación de sofisticadas técnicas de control y manipulación psicológica» cuando comencé realmente a estudiar y descifrar algunas de las claves y los graves defectos abstrusos de los que a mi juicio adolecía dicho movimiento, “y esto también únicamente es una humilde opinión personal“. Fue únicamente a partir de ese año y no antes, cuando comencé a efectuar graves acusaciones y a emitir críticas contundentes haciendo uso de mi legítimo derecho a la libertad de expresión.
Como estos “señores” parece que tienen una idea muy particular de lo que debe ser Cataluña y consideran a todo aquél que disienta de la doctrina soberanista como si no fuese también un verdadero ciudadano catalán o como si no quisiese a Cataluña como cualquier otro ciudadano de tendencias soberanistas, incrementaron la intensidad de su campaña de acoso aislamiento y persecución hasta llegar al nivel actual a fecha de hoy basándose en determinadas graves acusaciones que efectué en unos términos y un contexto claramente inadecuados. Acusaciones que por otra parte son manifiestamente demostrables y puedo argumentarlas a portando todo tipo de pruebas, evidencias, explicaciones y detalles muy concretos que pueden corroborar múltiples testigos en caso de atreverse a declarar, algo harto difícil de producirse después de ver lo que están haciendo conmigo.

Sí bien es cierto que tengo que reconocer que he hecho ciertas acusaciones muy graves en un contexto y unas formas inadecuadas, también es cierto que cuando se martiriza con todo tipo de abusos y tratos inhumanos y degradantes un ser humano durante más de 13 años, se pisotea brutalmente su dignidad, y sus afectos y sentimientos “incluso sus convicciones religiosas más personales” son objeto de mofa y ridículo, suelen ocurrir este tipo de cosas.

Respecto a los comentarios que pretenden ridiculizar o trivializar este asunto: Yo hablo de hechos, pruebas, testigos¹, múltiples evidencias², datos³, documentación, linchamiento moral, tratos inhumanos humillantes y degradantes, crueldad extrema, actos aberrantes para la conciencia de la humanidad y espectáculo grotesco e inmoral, que se ha estado intentando ocultar invocando la colaboración ciudadana en nombre de un supuesto acto humanitario “Nada más lejos de la realidad”.

¹. Múltiples testigos, pues los hechos punibles más graves que se produjeron en junio del año 2004 con total impunidad, a plena luz del día y con la participación por acción, omisión o aquiescencia de las autoridades que precisamente debían velar por que este tipo de actos no se produjesen.

². Evidencias que se pueden contrastar y comprobar.

 ³. Datos comprobables y contrastables.


El Acoso durante los últimos meses:

A finales del mes de mayo del pasado año 2014, después de pasar desde el año 2004 más de 10 años de auténtico terror psicológico, ya había averiguado las identidades reales de mis “simpáticos” vecinos del piso inmediatamente superior.

Al menos desde el año 2004, principalmente desde el mes de junio en el que se produjeron los hechos punibles más graves, mi vida consistió exclusivamente en luchar:

  1. Contra la brutal campaña de acoso organizado y psicoterrorismo que se inició contra mí varios años antes.
  2. Contra el nido de víboras en que se había convertido el edificio en el que tengo mi domicilio habitual.
  3. Contra el goteo de filtraciones¹ que fraguó el espectáculo inmoral y denigrante que provocaron.
  4. Contra todas las intrigas, engaños, montajes, felonías, trampas, confabulaciones y asechanzas qué los servicios secretos de ERC me habían preparado.
  5. Contra la campaña de acoso, difamación, ridiculización y desinformación que las bases independentistas “arengadas”  por sus líderes y en una vorágine paroxística e irracional de verdadero narcisismo y odio lanzaron contra mí.
  6. Y  por último en luchar contra los devastadores efectos de las presuntas drogas psicóticas o psicotrópicas que se me habían administrado en varias ocasiones y a lo largo de varios meses desde noviembre del año 2003 a noviembre del 2004 sin mi conocimiento ni consentimiento, así como intentar averiguar qué diantres estaban haciendo conmigo.

¹. Las grabaciones de las conversaciones privadas que en mi propio domicilio obtenían los servicios secretos de ERC en sus operativos, era filtradas a ciertos líderes nacionalistas y estos a su vez a sus bases populares para que lanzaran contra mí una verdadera campaña de ODIO, humillación pública y difamación y desinformación.

No hace falta ser psicólogo para suponer cual era mi estado psicológico después de esos 10 años de continua tortura.

—Ya sé que es difícil y resulta incluso penoso, pero imagínese el lector la angustia que supone para un ser humano el estar bajo los efectos de una potente droga psicótica o psicotrópica y además estar completamente engañado por toda una ciudad convertida de facto por los servicios secretos del Régimen NAZIonalista catalán en un programa de “Gran Hermano VIP retransmitido en directo”, donde todo lo que dijese o hiciese en la intimidad de su propio domicilio pudiese ser utilizado en su contra, y lo que es peor, filtrado a la opinión pública con intención de denigrarle. Donde está permanentemente vigilado las 24 horas del día mientras ciertos “psicólogos” analizan su comportamiento para poder elaborar un perfil psicológico a la medida del objetivo final de sus “verdugos”, que no es otro que su destrucción íntegra “psicológica, moral, emocional y como consecuencia final de todo ello física“.

Imagínese qué está expuesto a continuas intrigas, engaños, ardides, montajes, maquinaciones, confabulaciones y otras malas artes, todo ello enmarcado en un contexto de un continuo y sistemático programa de violencia perversa y psicoterrorismo personalizado especialmente para usted. Qué además tiene fundadas sospechas de que le han intoxicado, que le están intoxicando, o qué cualquier día corre el riesgo de ser intoxicado sin su conocimiento. Imagínese todo eso, y además estar gravemente enfermo, situación que no dudaban en aprovechar hasta la saciedad para mantenerle bajo la dictadura del miedo y la humillación en una “cárcel virtual” cuyos barrotes estaban hechos de crueldad y sufrimiento. Imagínese también algunas cosas bastante más desagradables que no puedo describir en este “testimonio denuncia” por motivos obvios.

Me costó muchos años y mucho sufrimiento poder escapar de la “cárcel virtual” que me habían preparado y conseguir averiguar y asimilar la verdadera naturaleza e identidad de los “simpáticos” vecinos que tenía justo encima de mí casa, “agentes encubiertos de los servicios secretos del régimen NAZIonalista catalán“. Así llegué al otoño del año 2012, cuando comencé a intentar denunciar mi inhumana situación y a los máximos responsables de la misma ante una importante asociación pro derechos humanos con representación internacional. Desde entonces y hasta principios del año pasado mis intentos por descubrir y desmontar las múltiples confabulaciones, complots, felonías, contubernios y asechanzas que cobardemente habían urdido contra mí aprovechándose de mi confianza y de mi delicado estado de salud, fueron “abortados” y convertidos por los servicios secretos del régimen en un morboso y denigrante e inmoral espectáculo público, en el que por lo visto fui “psicoanalizado a distancia” por ciertos “psicólogos y o psiquiatras” “influenciados” y dirigidos por el poder gubernamental. Todo ello mientras me encontraba en la situación de terror psicológico que les acabo de describir lo mejor y más fielmente posible.

En mayo del año pasado “2014” la situación llegó a tal punto que tuve que literalmente “huir” del la ciudad donde había vivido durante más de 40 años para intentar escapar de Cataluña, de mis verdugos y de la “cárcel virtual” que me habían preparado «O a caso ¿usted no dudaría a toda costa intentar escapar de un lugar y una situación como esa por muy enfermo y muy mal que estuviese?» Así que me trasladé a otra comunidad autónoma y me empadroné con intención intentar rehacer mi vida lejos de estos asesinos protegidos por el estado; —la poca que me habían dejado— ya que me habían convertido en un ser prácticamente incapaz de valerse por sí mismo “principalmente por el deterioro de mi salud que han supuesto los largos años de acoso y tortura”—  una vez allí me volvieron a perseguir y acosar con todo el poder político, económico y social de un gobierno “democrático”, hasta el punto de convertirme en el centro de atención de los rumores,  los cotilleos y los chismes de la ciudad, que no tenían otra intencionalidad más que la de vejar, aislar, estigmatizar y denigrar públicamente para así causar la máxima angustia y el máximo sufrimiento psicológico, moral y emocional posible. Por lo que tuve que volver a “emigrar” de nuevo a otra ciudad y repetir el proceso. Allí volvió a repetirse la misma situación pero con más intensidad por lo que “emigré” de nuevo a otra ciudad con intención de empadronarme…

Es importante señalar que NO todas las autoridades de todos los lugares por los que he pasado han tenido la misma actitud para conmigo, en ningún caso y bajo ningún concepto se puede generalizar. Además les estaban transmitiendo una imagen deformada y engañosa de mi verdadera personalidad y de la situación vital real en la que me encontraba. También debo reconocer que en la última ciudad que estuve, las instituciones públicas que me proporcionaron servicios sanitarios tuvieron un comportamiento ejemplar conmigo, sin ningún tipo de discriminación u hostigamiento de ninguna clase, lo que no cesó en ningún caso en todas las ciudades, fue la campaña de acoso moral en la que yo era el centro de atención de todos los chismes y cotilleos que se divulgaban en sus mentideros, llegando incluso a hablarse de mis convicciones religiosas más íntimas y personales en tono jocoso.

Finalmente, como consecuencia de todo ello y principalmente por el lógico deterioro de mi salud que supusieron los largos meses de acoso por toda España «tengan en cuenta que la sociedad se tragaba con un embudo la versión que el gobierno autónomo catalán con la ayuda y con la colaboración del poder establecido ha difundido mediante su “aparato de propaganda”¹» me fue imposible establecerme por mi cuenta e intentar empezar desde cero en esas condiciones² en las que yo era el centro de atención. Así tuve que volver muy a mi pesar³ a la que había sido mi “prisión virtual” y mi infierno particular durante al menos los últimos 13 años de mi vida, escoltado y vigilado por dos agentes encubiertos de los servicios secretos del régimen desde hace más de 13 años incluso en mi propio domicilio, y en las terribles e inhumanas condiciones que les he descrito.

¹. Una parte muy importante del mismo la integra la masa informe, que arengada por los líderes independentistas durante los últimos 10 años no ha cesado en practicar el acoso y la difamación contra mi persona y además ha contribuido a difundir la versión falaz, y completamente falsa de mi verdadera situación vital que ustedes ya deben conocer.

². En una situación de verdadero terror psicológico, acosado y aislado completamente, ya que cómo he dicho antes el gobierno autónomo catalán ha utilizado de toda su influencia y su poder tanto a nivel político como económico o social para perseguirme allá donde fuese y conseguir convertirme en el centro de atención principal de la ciudad que elegía para establecerme.

Difundían a través del poder establecido utilizando el boca a boca o el despacho a despacho, la falacia de que yo no estaba en mi sano juicio, pidiendo además la colaboración ciudadana para que me dispensasen un trato “especial” de modo que me disuadiesen de la idea de establecerme por mi cuenta y no consiguiese así poder escapar del infierno en el que he vivido y vivo desde al menos hace más 13 años. De todo ello como ustedes comprenderán, han sido testigos numerosos ciudadanos de este país que se pueden contar por decenas «de los principales testigos conservo todos sus nombres direcciones y teléfonos para presentar la correspondiente denuncia o queja ante el defensor del pueblo Español u otra autoridad judicial competente» «También conservo todos los contratos de los pisos que he alquilado durante los últimos meses, los certificados de empadronamiento de las distintas ciudades e incluso todos los billetes de tren y autobús de larga distancia que he utilizado».

Por si fuera poco ahora pretenden continuar con la misma estrategia que iniciaron el año 2004 atentando contra mi integridad psíquica¹, quieren hacer creer a la sociedad, a pesar de qué no pocos ciudadanos ya se han dado cuenta de muchas cosas, que he perdido el juicio debido a algunas vehementes y graves acusaciones² que efectué en un contexto poco adecuado debido principalmente al terrible estado de shock y auténtico terror psicológico por no hablar de las lógicas secuelas de tantos años de acoso y tortura «Trastorno de stress postraumático, etc, etc…» 

¹. A partir de junio del año 2004 y como consecuencia del intento de desterrme al ostracismo y convertirme en un ser practicamente incapacitado, perdí prácticamente todas y cada una de las amistades y relaciones que tenía, exceptuando aquellas que a mis verdugos les convenía, a quienes instruían sobre como tenían que tratarme para ganarse mi confianza (Conocidos como “Charlis” o colaboradores de los servicios secretos) y poder así vigilarme y prepararme todo tipo de ardides, trampas y montajes incluso fuera de mi propio domicilio, llegando incluso a la inducción al consumo de drogas. Como decía, como consecuencia de ello perdí prácticamente todas y cada una de las amistades y relaciones que tenía o mejor dicho “me las quitaron” y quedé prácticamente aislado y sin poder confiar en nadie ni mucho menos en mi propia casa.

². Cuentan con colaboradores o cómplices y testigos más o menos engañados, manipulados o velada y no tan veladamente coaccionados que desmienten mi versión. Yo soy el único testigo dispuesto a declarar ante la justicia y denunciar a los máximos responsables de unos hechos gravísimos.

Naturalmente a las autoridades gubernamentales que actualmente se encuentran en el poder, no les seduce en absoluto la idea de que se presente una denuncia por presuntas violaciones de los derechos humanos, ni mucho menos que la imagen de este país y más concretamente la de los gobernantes de turno se vea comprometida por una persona perteneciente a una de esas clases más desfavorecidas por esta sociedad y además desde los últimos 2 años convertida con todo tipo de montajes y engaños en un espectáculo inmoral y denigrante¹.

estigmatización social¹. ¿Saben ustedes lo que es caminar por la calle en una ciudad completamente nueva para ti con la sensación o más bien con la certeza de qué todo el mundo te mira o te conoce?, ¿de qué todo el mundo cree saber cómo eres?. ¿Encontrarte con gente que no has visto en tu vida y que te miren, unos con hostilidad, otros con pena, otros con mirada socarrona y burlesca o como si viesen al mismísimo diablo, unos con miedo, y algunos por fin como si hubiesen visto a un alma en pena o a un condenado a muerte? ¿Estar en una ciudad donde casi todo el mundo está informado de quién eres, por qué estás allí, que vienes a hacer e incluso cuál es tu descripción física? ¿Dónde se les ha transmitido una imagen falaz y deformada de cómo eres y cuál es la verdadera situación vital en la que te encuentras? ¿Dónde están aleccionados para que te den un tratamiento “especial“? ¿Donde en definitiva utilizan a toda una ciudad para Hacer luz de gas? ¿Pueden hacer un ejercicio empatía por muy penoso que les resulte e imaginar qué sentirían en esa situación? ¿Y todo ello en estado de shock, debilitado y con las lógicas secuelas de más de 13 años de acoso inhumano y auténtico terror psicológico?

Supongo que comprenderán que en esas condiciones que atentan contra la dignidad humana nadie absolutamente nadie podría establecerse empezando desde cero una nueva vida en una nueva ciudad y una nueva comunidad completamente desconocida para ti. “Ni si quiera me dieron la oportunidad de intentarlo”.

En definitiva, durante los últimos 10 meses he sido víctima de una brutal e inhumana campaña de “acoso, hostigamiento, estigmatización social, aislamiento y persecución”. Por si no fuera suficiente el pertenecer ya a un colectivo en riesgo de exclusión social, he tenido que soportar el rechazo y la persecución sistemática con el objetivo de causar el máximo sufrimiento psicológico, moral y emocional posible. Un ensordecedor griterío de aullidos de una turba sin más reflexión que la satisfacción de su odio, su crueldad y su fanatismo irracional me ha perseguido con todo el poder político, económico y social de un gobierno supuestamente “democrático“.

Acoso OrganizadoCreo sinceramente aunque suene presuntuoso decirlo, que muy pocos seres humanos han sufrido en este país una campaña de acoso y psicoterrorismo similar en mucho tiempo. Hostigado y perseguido brutalmente por el fanatismo nacionalista más irracional, para llevar a cabo una suerte de linchamiento moral público y ejemplificante, emulando los inmorales espectaculos punitivos públicos “Ajusticiamientos” del siglo XIX. ¿O acaso creen que intentar desquiciar psicológicamente, despreciar, vejar  y denigrar públicamente a una persona con su salud muy debilitada que intenta escapar de más de al menos 13 años de abusos y tratos inhumanos, y degradantes, violando su derecho a la intimidad, su derecho a la integridad moral, su derecho a la dignidad humana o su derecho al honor y a su propia imagen entre otros, convirtiendo su país en un proscenio en el que un ser humano transformado contra su voluntad en histrión protagonista de una bufonada tragicómica de proporciones megalíticas, es perseguido, hostigado, despreciado, vejado y humillado públicamente a modo de castigo, divulgando de manera maliciosa y malintencionada incluso sus convicciones religiosas más personales para que sirvan de chanzas y burlas entre las afiladas lenguas de la hipocresía social más cínica y refinada que existe? ¿Utilizar a los servicios secretos del régimen para que entre otras cosas le hostiguen, aíslen, acosen, persigan, espíen, difamen, injurien y calumnien durante más de 13 años e incluso en su propio domicilio? “Financiado con el dinero de todos por supuesto

¿De verdad Creen que todo eso además de utilizar y confundir a la propia sociedad para que conspire contra él y lehaga luz de gasincluso a nivel nacional, se puede permitir en un país verdaderamente libre y democrático?

Hacer luz de gas Consiste en conseguir que alguien dude de sus sentidos, de su razón y hasta de los hechos que presencia. Se trata de un eficacísimo método de acoso basado en la manipulación de la realidad y el aislamiento social y o familiar a fin de anular la voluntad de la víctima. El acosador suele ser una persona con grandes capacidades de convencimiento, manipulativas y, desde luego, malévolas.

Yo sostengo que tales prácticas son prácticas perversas porque fomentan la desigualdad y el autoritarismo barnizado con argumentos benéficos. Estas prácticas acostumbran a encubrir ilegalidades y fraudes por parte de quien las instiga “En este caso el estado“, y tienen graves consecuencias sociales. Las repercusiones sobre la sociedad son, básicamente dos; por un lado provocan indefensión en la víctima del acoso y por otro fomentan el desarrollo de ideas opresoras y dañan los derechos democráticos.

Avergonzar públicamente a través de la burla y el escarnio es la forma en la que algunos enfermos adictos al poder pretenden aplicar sus técnicas de persuasión coercitiva para satisfacer su ego y su despotismo.

Algunas formas de tortura van acompañadas de humillaciones públicas que buscan perjudicar la dignidad del sujeto.

¿Cómo se puede permitir en un país que se llama a sí mismo democrático, que un ciudadano sin deudas pendientes con la justicia ni antecedentes penales no pueda desplazarse por todo el territorio sin que sea acosado vaya donde vaya y sin permitirle hacer una vida normal, pasar desapercibido y vivir como una persona anónima más? ¿Cómo puede una persona que intenta escapar de un infierno rehacer en esas condiciones su vida? ¿Como puede el estado no ya permitir, sino promover este tipo de actuaciones psicoterroristas claramente ilegales e inmorales bajo ninguna excusa o justificación?

Si alguien tiene que juzgarme y condenarme por algo, ese en un país verdaderamente libre y democrático debería ser un juez ante un tribunal legítimo y con las debidas garantías legales que todo ser humano por el mero hecho de haber nacido en este país debiera tener garantizadas por nuestra constitución y nuestro estado de derecho, para no quedar así a merced del fanatismo ideológico, la arbitrariedad de la administración o de los prejuicios de la hipocresía social más cínica y saturada de convencionalismos sociales.

DiscriminaciónEl sólo hecho de difundir datos personales y difamar o calumniar a un ser humano violenta el artículo 12 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que plantea al texto:Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.” (ONU:1948)

Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos, humillantes o degradantesDeclaración Universal de los Derechos Humanos, (Artículo 5 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos)

La Convención contra la Tortura de las Naciones Unidas prohíbe explícitamente infligir un sufrimiento físico o mental (o psicológico) grave.

Quien prefiera obviar los hechos, por comodidad, por interés o por temor está colaborando con un verdugo, con la mezquindad de alguien que se cree con capacidad para incapacitar y destruir a otra persona, en una situación de terror psicológico. Es una cuestión de conciencia.

También tengo que señalar que se ha estado cuidadosa y calculadamente manipulando este asunto hasta la saciedad. Mientras yo, como es natural me empecinaba en denunciar a los máximos responsables de lo que se podría calificar como un auténtico programa de Tortura Psicológica y en poner fin a la inhumana situación que estaba viviendo, los máximos responsables del mismo, utilizando todo su poder político y social para que no hubiese ingerencias externas y se investigase judicialmente su presunta arbitrariedad, se presentaban ante la opinión pública como mis benefactores que solo pretendían preocuparse por mi bienestar y mi salud “tanto física como psicológica¹“.  Por supuesto el hecho de que pertenezca a uno de los colectivos más desfavorecidos por esta sociedad les ha hecho todo mucho más fácil, entre otras cosas la asignación sistemática y arbitraria de una Identidad Negativa, la promoción al odio o el Aislamiento y estigmatización social“.

gang stalking

Como ya he dicho al inicio de este documento, al utilizar a dos de los socios de nuestra ya desaparecida empresa para obtener todo tipo de información personal, poder hostigarme y mantenerme así permanentemente bajo un estrictoControl Mental¹” «basado en un control absoluto de la información que recibe y procesa la víctima» estaba y estoy permanentemente a su merced, por lo que han conseguido manipularme, engañarme y prepararme todo tipo de trampas, montajes “street theater, ardides, maquinaciones e intrigas cuantas veces han querido.

¹. Mis ilusiones, mis peores temores y angustias, mis proyectos, cuáles eran los pensamientos que ocupaban el día a día de mi vida cotidiana, mi estado de ánimo en cada momento, todas las comunicaciones que mantenía, si me duchaba cada día…, en fin, todo absolutamente TODO. Les recuerdo que vivía y posiblemente viva permanentemente vigilado o con la sospecha de estarlo por los servicios secretos del régimen que incluso se han permitido el lujo de grabar las conversaciones personales de mi vida cotidiana mantenidas en mi propio domicilio, y por si fuera poco filtrarlas de manera sesgada e incluso en ocasiones manipulada a la opinión pública. Naturalmente ellos deciden qué es lo que se filtra y cómo lo hace a la opinión pública y qué es lo que no.

Por otra parte también evitaron que ningún juez abriese una investigación oficial sobre los terribles hechos² denunciados y que todo quede a expensas de la presunta arbitrariedad de ciertos políticos, subalternos o colaboradores que no son más que marionetas en manos de los primeros.

². Especialmente los hechos ocurridos con total impunidad, a plena luz del día y ante la mirada de muchos de mis conciudadanos principalmente en Junio del año 2004 y en la ciudad donde he vivido durante más de 40 años,  en los que entre otras cosas con el agravante de aprovecharse sin ningún tipo de escrúpulo, compasión ni reparo o consideración moral o humana de mi delicado estado de saludno hacía ni un año que estuve al borde de la muerte“.

Además de atentar contra mi integridad psíquica con drogas, aprovechándose sin ningún tipo de escrúpulo de mi pésimo estado de salud y mi lógico afecto y confianza, durante un periodo de tiempo indeterminado que duró varios años, me sometieron a sofisticadas técnicas de control y manipulación psicológica conocidas como Regresión. ¿Puede haber algo más cruel e inhumano?

Les sugiero que vuelvan a leer atentamente el contenido de la definición de Tortura recogida más arriba, en los artículos 174 y 175 de TITULO VII del actual Código Penal, aprobado con la Ley Orgánica 10/1995 del 13 de noviembre, del Código Penal y consideren si atentar contra la integridad psíquica de un ser humano con su salud muy debilitada y mantenerle engañado durante años empleando incluso a los servicios secretos del régimen separatista catalán haciéndole creer a él mismo y a sus convecinos, amigos y conocidos que ha perdido el juicio ¿no es un acto inhumano y de una crueldad extrema e injustificable bajo ningún concepto? ¿Que ni mucho menos ningún estado que se llame a sí mismo democrático o de derecho debería tolerar y que ineludiblemente debiera calificarse como tortura?

Supongo que la mayoría de los lectores tendrán la firme convicción de que la Tortura es un acto injustificable bajo ningún concepto, y la legislación y los principios de nuestro estado de derecho protegen incluso a un asesino confeso de ser sometido a tortura o a tratos inhumanos, humillantes y degradantes. Parece ser que conmigo, que ni siquiera he pisado nunca una prisión como reo de una condena firme ni cómo preso preventivo, el gobierno autónomo de la generalitat de Cataluña ha hecho una “EXCEPCIÓN” por real decreto “Al estilo del fascismo más absolutista” o como en Román Paladino se diría “Por cojones“.

Desde mi visión de la vida, es tan grave el asedio, la persecución, la tortura y asesinato de un ser humano, como aquellas experiencias terribles que llevan a miles o cientos de miles de víctimas a la muerte.

peticionPor todo ello, ante la gravedad de los presuntos delitos y ante la repercusión mediática que ha tenido este asunto, pido públicamente que de manera oficial la fiscalía de oficio o un juez legítimo abran una investigación oficial para esclarecer los presuntos hechos punibles descritos en este testimonio, y que en mi humilde opinión¹ constituyen entre otras cosas, una violación de la Declaración Universal de los derechos Humanos y de los principios constitucionales de nuestro país y nuestro estado de derecho.

¹. Las opiniones de carácter legal vertidas a lo largo de todo este testimonio, no tienen ninguna validez jurídica ni legal, solo tienen la validez que su sentido común, su empatía y su capacidad de discernimiento les quieran otorgar.


Quienes ejercen el terrible oficio de acosar constituyen una casta profesionalizada que, habiendo pervertido las reglas de la democracia se ha inventado el oficio de matar “por el arte de porque sí”. Matan a cara descubierta: Son los amos y los demás son sus esclavos. Y como señala Hegel, los amos se diferencian de los criminales en que no necesitan ocultarse para perpetrar sus crímenes. Colectivo del 1er Foro Nacional de expertos en acoso moral en el trabajo

Preámbulo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y que se ha proclamado, como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias.

Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión

.

Lazo azul


Archivos Relacionados de Interés:

Download/Descargar: La tortura en el derecho internacional Guía de jurisprudencia.pdf / Los Métodos Punitivos Los métodos punitivos dictadurargentina.pdf / Reflexiones sobre el Significado Social de la Humillación Humillación.pdf

!! El hostigamiento psíquico es un síntoma común de las disfunciones en la estructura social, que conducen inexorablemente a una degradación de la convivencia. Una sociedad sana debe establecer los mecanismos precisos para impedir que estas conductas puedan tener lugar en su seno ¡¡

Advetencia Legal: Queda prohibida la reproducción total o parcial de este documento

CITAS:

En 2010 se aprobó una Ley en España en contra del Acoso Moral, me congratulo del contenido en lo general, porque es un gran avance en considerarlo como tratos crueles, inhumanos, degradantes y tortura, además señala algunas de las posibles relaciones humanas donde es susceptible de presentarse el psicoterrorismo, no las incluye a todas, sin embargo, es un importante paso en la lucha contra ese flagelo social, otro importante avance es el artículo final de la ley, el 177, señala que:

Si en los delitos descritos en los artículos precedentes, además del atentado a la integridad moral, se produjere lesión o daño a la vida, integridad física, salud, libertad sexual o bienes de la víctima o de un tercero, se castigarán los hechos separadamente con la pena que les corresponda por los delitos o faltas cometidos, excepto cuando aquél ya se halle especialmente castigado por la ley.

El sólo hecho de difundir datos personales y difamar, calumniar, a un ser humano violenta el artículo 12 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que plantea al texto: “Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.” (ONU:1948)

Existen diversos espacios de convivencia humana en los que se utiliza la violencia perversa o psicoterrorismo, y de acuerdo a esos espacios, los y las especialistas han adoptado el mismo número de denominaciones: por ejemplo, si el psicoterrorismo, también llamado acoso moral, se desarrolla en el ámbito escolar, ha sido llamado bullying; si el proceso de tortura se desarrolla en el trabajo, mobbing; con los avances en la tecnología se ha presentado la existencia del ciberacoso, el acoso virtual, el acoso mediático, y se han agudizado los brutales métodos del stalking —psicoterrorismo político utilizado por las más brutales dictaduras de las que se tenga memoria, lo mismo Hitler, Mussolini, Pinochet o Stalin, y que, desgraciadamente, actualmente es utilizado con frecuencia por diversos gobiernos en contra de opositores y opositoras a los poderes económico-políticos de sus respectivos países. Existe asimismo el acoso inmobiliario, practicado en el ámbito de las relaciones entre arrendador-arrendatario de vivienda; el acosofamiliar, practicado por un grupo de familiares en contra de otro miembro de su familia y contra aquellos otros miembros del círculo familiar que pudieran ser solidarios con la víctima principal; acoso comunitario, se refiere al hostigamiento sistemático de una comunidad sobre un miembro de la misma, y contra su círculo familiar; en fin, el psicoterrorismo es susceptible de presentarse en todos los espacios en donde los seres humanos se interrelacionan, y todos encierran la misma generalidad: torturar psicológicamente a un ser humano para lograr su autoexclusión; los métodos utilizados también son sistemáticos: calumnia, persecución y tortura tumultuaria hasta laautoeliminación de la víctima, hasta inducir el suicidio.

No debe hacerse abstracción de que los derechos humanos están interconectados y que violentar uno implica quebrantar otros más; y que se transgreden además los de otras personas: el círculo más cercano a la víctima, su familia, por ejemplo, también sufrirá las consecuencias de la agresión; sobre todo, cuando la difamación, la calumnia, las injerencias arbitrarias a la vida privada, al domicilio o correspondencia tiene la intención de obtener información para hostigarla permanentemente, pues se amplia, necesariamente a todo su círculo profesional y familiar, cuando éste incluye adultos mayores o menores de edad, personas con capacidades diferentes, o cualquier otra condición que, históricamente se ha prestado para la discriminación (etnia, raza, etc.), además se están violentando los derechos correspondientes a esos sectores vulnerables que, afortunadamente, se encuentran signados tanto en las leyes nacionales como en las internacionales, insisto, ese es uno de los avances aportados por la Ley española contra el psicoterrorismo: también toma en cuenta los daños a terceras personas.

Está demostrado científicamente que toda difamación convierte a la persona objeto de ella en víctima psíquica, pues en sí misma, implica una amenaza, en primer lugar a su honra y de ésta, derivan las amenazas constantes a su integridad física y psicológica:

“La amenaza desencadena un proceso intrapsíquico que se caracteriza por el reconocimiento de la sensación de desamparo ante un peligro. La noción de desamparo es el elemento esencial en la reacción de miedo y surge de la evaluación de la magnitud del peligro” (Lira:1991:59).

Desde mi visión de la vida, es tan grave el asedio, la persecución, la tortura y asesinato de un ser humano, como aquellas experiencias terribles que llevan a miles o cientos de miles de víctimas a la muerte; está demostrado que quienes practicaron hostigamiento psicológico contra algún ser humano en su infancia, se convertirán en la edad adulta en acosadores nuevamente, el hecho ubicado desde lo individual ya resulta grave, porque implica la consecución y perfeccionamiento de técnicas de acoso y exterminio. Lo que comienza por un ataque calumnioso puede derivar en asesinato, incluso, en genocidio. El proceso de psicoterrorismo es una forma de exterminio, bien de un ser humano o de poblaciones enteras —sobre todo cuando mediante calumnias se pretende exterminar a un grupo de personas con determinadas ideas políticas, religiosas, grupos étnicos, etcétera—, esa violencia perversa promueve en la sociedad la violencia irracional por conflictos étnicos, religiosos, políticos, etcétera, esa violencia perversa promueve en la sociedad la violencia irracional por conflictos étnicos, religiosos, políticos, etcétera.

En diversos momentos históricos, los rumores han sido utilizados como mecanismo sistemático de confusión social, y el odio provocado por ellos, como aparato de exterminio por quienes dirigen las diversas fuerzas políticas que se enfrentan por la obtención del poder sobre la sociedad. El historiador Marc Bloch ataca con certeza ese tipo de fraudes históricos, que, a fuerza de repetición pretenden imponerse como “verdad histórica”.

El chisme y el rumor fincan su eficacia en constituirse en uno de los medios más difundidos en las relaciones personales de determinados grupos humanos y colectividades. Lo más difícil de determinar es de donde provienen y cómo se inician, mientras que lo más fácil de reconocer es el consenso que crean en importantes sectores de la población. Aquí no importa qué tanta racionalización hay por parte de quien usa tales ideas (de quien invente el chisme y el rumor y los difunda); lo importante es que su uso tiene un objetivo político preciso que se cumple al pie de la letra: se expanden y son creíbles y ello tiene importantes implicaciones en la acción de los receptores (Castro:1999)

Para difundir ese tipo de chismes y rumores entre la población, los grupos en el poder forman un entramado de dominación ideológica, inculcando una representación falseada de la realidad, de los fenómenos del pensamiento, la sociedad y la naturaleza; induciendo a los receptores a creer que actúan según sus propias ideas, cuando estas fueron impuestas por un grupo reducido (el grupo calumniador que con objetivo político difunde la información difamatoria), utilizando para ello todos los medios de manipulación a su alcance. Estos chismes, rumores, que en realidad se encuentran plagadas de información falsa, engañosa, distorsionada, es reforzada por cada uno de los aparatos ideológicos, con la intención de que la población las asimile a fuerza de repetición.

De esa manera, se forma, con objetivos represivos, una maquinaria perversa de manipulación, que provoca los prejuicios y odios, los ahonda, deforma la realidad y sugestiona el pensamiento de los seres humanos con ideas preconcebidas que responden a los intereses del grupo manipulador, este, primero armará mezquinas campañas propagandísticas basadas en información falsa, en la imposición de interpretaciones de hechos, en la difusión repetitiva de información cancerosa y el ocultamiento de datos y hechos; en esas campañas abundan el adjetivo injurioso y la descalificación categórica y simplista, una vez que el mecanismo de manipulación cobran efecto en la población, inducen en ella opiniones y conductas —individuales y colectivas—, estereotipos, actitudes, veredictos, sentencias, hábitos, costumbres, esquemas y normas sociales. Marina Parés Soliva clarifica las intenciones de grupos de poder para utilizar el psicoterrorismo, mediático de la siguiente manera:
.

Adentrarse en el fenómeno del acoso mediático implica analizar las prácticas perversas que utiliza un sujeto para librarse de un opositor a través de crear una conciencia colectiva que apoye y consienta atropellos. Son prácticas perversas porque fomentan la desigualdad y el autoritarismo barnizado con argumentos benéficos. Estas prácticas acostumbran a encubrir ilegalidades y fraudes por parte de quien lo instiga, y tiene graves consecuencias sociales. Las repercusiones sobre la sociedad son, básicamente dos; por un lado provocan indefensión en la víctima del acoso y por otro fomentan el desarrollo de ideas opresoras y dañan los derechos democráticos…  (Pares:2010)

Estos grupos opresivos han utilizado en diversos momentos históricos un tipo de psicoterrorismo que por sus características ha sido llamado stalking, que implica la utilización de la ciencia y la tecnología para atentar contra el respeto a la vida privada y la protección de la persona humana y su integridad física y mental. Existen pruebas fehacientes de que desde hace por lo menos 50 años, se han ido perfeccionando los brutales mecanismos de control mental de la población de los nazis y que gobiernos han impulsado el desarrollo de esas investigaciones para fines represivos. Utilizado por los grupos opresivos en el poder, los funcionarios gubernamentales promueven este tipo de terror psicológico para exterminar a los opositores y opositoras, fue utilizado por las dictaduras más brutales de la historia, por ejemplo: por los nazis. La Cruz Roja Internacional y otros organismos de Derechos Humanos nacionales e internacionales, han recibido denuncias, sobre todo en países en conflicto social, en donde el grupo instigador del acoso (generalmente la dirigencia de algún grupo enquistado en el poder, o el Estado en su conjunto) y el gang del acoso —incluso han llegado a manipular a grandes grupos sociales para convertirse en acosadores y perpetrar ellos, ellas, el asesinato—, han llevado la tortura a casos extremos de psicoterrorismo en donde son utilizados aparatos de alta tecnología para realizar acciones de espionaje, persecución y tortura. Las campañas de odio promovidas por esos poderes económico-políticos se fundamentan en el concepto de identidad negativa:

Erikson afirma que en períodos de crisis colectivas, los líderes pueden orientar las rabias y frustraciones que afectan a las mayorías, contra los sujetos a quiénes se atribuye ser portadores de esa identidad negativa, justificando esa atribución mediante determinadas doctrinas y dogmas. Esa identidad negativa fue la justificación de la violencia y del exterminio ejercido contra los judíos en el régimen nazi. El concepto de identidad negativa de Erikson contribuye a explicar por qué han sido perseguidos grupos específicos. Ha sido aplicado a los judíos, los comunistas, los negros, los indígenas, los colonizados, los rebeldes, los revolucionarios, los subversivos, el enemigo, los otros… Erwin Goffman se ha referido a la identidad negativa conceptualizada como estigmatización. Señala que la psicología social ha desarrollado el concepto de estigma para referirse a la situación de un individuo quién es descalificado, y parcialmente aceptado a nivel social, por alguna característica concreta: “el término estigma será usado (…) para referirse a un atributo que está profundamente desacreditado, pero que debe ser visto en un determinado contexto de relaciones sociales. Ningún atributo en sí mismo tiene la significación de estigma fuera de un determinado contexto de relaciones sociales”. (Lira:1991:25-26)

Mónica C. Belaza describe la tortura que duró más de un año para Jokin: Para quienes no han vivido un proceso de psicoterrorismo, quizá les parezca exagerada la comparación de Marie-France Hirigoyen, con la que coincido plenamente, acerca de que las afectaciones por un proceso de guerra y la violencia perversa son idénticas. Solo hace falta conocer el caso del niño Jokin Ceberio para darnos cuenta que él fue víctima de cada uno de esos actos, que incluso, en tiempos de guerra están prohibidos, la ONU ha declarado que es inadmisible cometerlos en contra de personas que participan como combatientes en conflictos armados, y él, Jokin, fue víctima de ellos, en un proceso de psicoterrorismo que lo llevó al suicidio, una agresión de bullying que se trasladó a toda su comunidad y le impidió el disfrute de derechos civiles, políticos, sociales, culturales, etc., hizo que sus agresores y agresoras se convirtieran en equivalentes a criminales de guerra; y él, al igual que otras víctimas de psicoterrorismo, sufrió en su comunidad torturas y agresiones considerados por la humanidad como crímenes de guerra, agresión bestial que lo indujo al suicidio. Mónica C. Belaza describe la tortura que duró más de un año para Jokin:

…Se llamaba Jokin, y hoy iba a cumplir 15 años. Hace cuatro días, de madrugada, cogió su bici, salió de su casa, subió a lo alto de la muralla de Hondarribia (Guipúzcoa) y dio un paso. Un solo paso que separaba la vida y la muerte. Jokin llevaba más de un año soportando humillaciones y vejaciones constantes en su instituto. Y, desde la semana pasada, palizas. Una paliza el lunes, otra el martes y otra el miércoles. Palizas propinadas por, entre otros, hijos de profesores. El jueves y el viernes no quiso ir a esperar los golpes que vendrían, y no fue al colegio. Pero sabía que tendría que volver tarde o temprano. Y que, incluso si no volvía, viviendo en un pueblo, sus pequeños pero grandes torturadores le seguirían amargando la existencia. Él no contó nada de esto a nadie. Finalmente, el martes, en la oscuridad de la noche, imaginando lo que le tocaría soportar al día siguiente, Jokin decidió que la paz eterna era mejor que el infierno cotidiano. Y se marchó. ¿Donde miraban los profesores mientras Jokin sufría, delante de sus ojos? ¿Qué clase de mundo estamos construyendo que hace de niños de 14 años torturadores sistemáticos y sin escrúpulos? (Belaza:2004)

El número de víctimas de psicoterrorismo ha aumentado dramáticamente en los últimos años, y es el Estado el responsable de ello: culpable por acción, cuando un funcionario, independientemente de su filiación ideológica y el partido político al que pertenezca o de su nivel jerárquico, amenaza física o verbalmente a una persona o a un grupo de personas; culpable por omisión, cuando tiene conocimiento de que se están llevando a cabo acciones que violentan los derechos humanos y ponen en riesgo la integridad física o psicológica de cualquier ser humano y no cumple con su deber de detener tales acciones; culpable por aquiescencia, cuando utiliza y da consentimiento a cualquier particular para afectar la integridad física o psicológica de cualquier persona. El psicoterrorismo se ha extendido por acción, omisión y aquiescencia de los gobiernos y organizaciones con poder político de corte autoritario, en otro tipo de organizaciones incluso no gubernamentales que promueven privilegios de ciertos miembros y, en los hechos, también practican el autoritarismo en su estructura interior; en empresas, familias, escuelas y universidades, en fin, en todos los ámbitos en donde se relacionan los seres humanos, hasta convertirse en un genocidio silencioso.

En todos los casos se presenta como una sistemática campaña de tortura psicológica que no deja huellas en el exterior, lo que es evidente mientras se desarrolla el proceso, es el deterioro de la salud física y las afectaciones psicológicas en la víctima, sus allegados no logran comprender en toda su magnitud el ataque que está sufriendo, sólo ven su salud mermada, presenta cuadros de ansiedad y depresión, incluso puede llegar al suicidio, y, en tal caso, no es que la víctima quiera perder la vida, lo que realmente desea es sustraerse del sufrimiento que provoca el psicoterror. Marina Parés Soliva, plantea que durante el proceso de acoso moral, que puede durar incluso años, se sucederán una serie casi interminable de acusaciones calumniosas en contra de la víctima con la intención de provocarle una extrema tortura emocional.

El psicoterrorismo es tortura, un crimen de Lesa Humanidad cada suicidio por psicoterrorismo implica un homicidio, una ejecución extrajudicial, pero en conjunto significan un genocidio silencioso.

El especialista Iñaki Piñuel y Zavala señala con precisión: “Los agresores nunca se reconocerán como tales, dicen que la víctima está haciéndolo mal y suelen intentar presentar el efecto que causa su acoso como el origen del problema. Se desestabiliza a la víctima y luego se dice que es desequilibrada.”(Piñuel:sf). Heinz Leymann quien desarrollo una importante investigación en cuanto al tema del psicoterrorismo, de manera clara señala que uno de los puntos nodales de un proceso de violencia perversa es que el grupo agresor pretenda estigmatizar a la persona como “loca”, en ello coinciden todos, todas las personas que han estudiado este fenómeno. Ese es uno de los elementos fundamentales para determinar cuándo se está siendo víctima de psicoterrorismo.

José Miguel Gómez plantea que: “El sufrimiento psíquico es agotador, silencioso, recurrente, martilla el cerebro hasta hacerlo doler; hasta que lo cansa de pensar lo mismo”. (Gómez:sf).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s